Ramon Espadaler, último líder de Unió Democràtica y ex conseller de Interior en el gobierno de Artur Mas ocupará el tercer lugar en la lista del PSC a las elecciones autonómicas del 21D. Así lo han anunciado hoy el propio Espadaler y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, tras una reunión extraordinaria de la ejecutiva del PSC en la que los socialistas han aprobado la alianza con Units per Avançar (UpA) la nueva marca de los socialcristianos.

“Queremos dar respuesta a todos los catalanes que no son independentistas, orgullosos de su historia, gente, y cultura que quieren recuperar las instituciones, hoy intervenidas, y un gobierno que merezca ese nombre para recuperar lo que hemos perdido, el consenso interno de nuestro país, para después negociar una mejor relación con resto de España” ha enunciado Iceta para presentar el acuerdo,

Tras meses intentando reconstruir la fuerza política liderada durante tres lustros por Josep Duran Lleida y que en los comicios de 2015 obtuvo 102.000 votos que no le sirvieron para entrar en el Parlament, los democristianos han optado por una alianza que les garantice presencia institucional.

Una alianza que abre al PSC las puertas del electorado catalanista abandonado por la conversión independentista de la antigua Convergencia. “No aceptamos el secuestro del catalanismo por parte de los independentistas. Hay muchos catalanistas que no somos independentistas y creemos que la independencia es perjudicial para nuestro país” ha argumentado Iceta, tras defender la incorporación de los herederos de Unió a sus listas como una forma de que “la gente vea que vota algo que va más allá del PSC”.

Además de Espadaler, el pacto implicará la incorporación de candidatos de UpA en el número dos de la lista de Girona y el tres en Lleida y Tarragona, si el Consell Nacional del PSC así lo acepta en el viernes, cuando deben aprobar sus listas. Unas incorporaciones a las que en los próximos días se sumaran “algunas sorpresas” ha anunciado Iceta, quien ha rechazado que esta alianza comporte el riesgo de “derechización” de los socialistas catalanes.

En este sentido, Iceta ha rechazado las críticas de Xavier Domenech, con el que ha asegurado que tiene muchas ganas de debatir en campaña, tras recordar “hemos votado todo con los Comunes, excepto cuando se han dedicado a hacer de monaguillos del independentismo”. “Menos lobos y más rigor” le ha advertido a Domenech, “tanto criticar el 155 y resulta que ellos le han aplicado un 155 a Albano Dante”.

Advertencia a ERC

El líder socialista ha insistido en la voluntad de recoser las fracturas abiertas en la sociedad catalana, aunque ha reconocido las dificultades en un momento de máxima presión de ERC a sus cargos locales. “Todo lo que se está rompiendo se tendrá que rehacer y algunos tendrán que revisar su comportamiento” ha advertido el socialista en referencia la moción de censura que hoy se hará efectiva en San Hipòlit de Voltregà.

“Las cosas han ido de la peor manera” ha lamentado Iceta al recordar la exigencia al alcalde de que renunciara a su militancia. “Este compañero no aceptó el chantaje, por eso perdemos la alcaldía de Voltregà, no queremos un país en el que pase esto”.