La Audiencia Nacional ha conseguido decomisar 4,6 millones de euros que el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ocultaba en Colombia a través de sociedades inscritas a nombre de testaferros, según avanza la Cadena SER. La operación ha contado con la colaboración de Panamá y Colombia, y en ella se ha intervenido también patrimonio inmobiliario de Ignacio González en el país sudamericano, cuyo valor todavía no ha sido tasado.

González salió de la cárcel de Soto del Real el pasado viernes, tras 202 días en régimen de prisión preventiva y después de abonar 400.000 euros de fianza que consiguió reunir en menos de 24 horas. Según la información del citado medio, la incautación de esta cantidad de dinero ha sido decisiva para permitir la libertad condicional del sospechoso puesto que complica considerablemente el riesgo de fuga de González, que no podrá disponer ya de estos fondos.

Tanto el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, como el fiscal anticorrupción Carlos Yáñez viajaron la pasada semana a Colombia para avanzar en la instrucción del caso. Durante ese tiempo pudieron tomar declaración, según informa la SER, a un testigo que presuntamente formó parte del engranaje corrupto del Canal de Isabel II en Sudamérica. Durante su declaración, esta persona habría asegurado que González estuvo en todo momento al frente de la fraudulenta compra de Emissao y habría dado detalles sobre el entramado empresarial que ocultaba las comisiones cobradas durante esas operaciones.

El magistrado sostiene que tanto González como el resto de imputados actuaban como una organización criminal que decidía sus delitos en Madrid y cuya «ejecución material» se producía en países como Colombia, Panamá, la República Dominicana o Brasil. En esos mismos países se ocultaban posteriormente los beneficios, así como en Suiza, Luxemburgo, Liechtenstein y el Reino Unido.