Política

Críticas a Tardà por reconocer que aún “no ha existido una mayoría” independentista

logo
Críticas a Tardà por reconocer que aún “no ha existido una mayoría” independentista
El diputado de ERC, Joan Tardá.

El diputado de ERC, Joan Tardà. EUROPA PRESS

Resumen:

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà, ha cabreado este martes al independentismo con unas declaraciones en las que reconocía que los partidarios de la secesión no representan todavía una mayoría social.

“Cataluña será independiente si los catalanes quieren que lo sea. ¿Saben por qué todavía no somos independientes? Porque no ha existido una mayoría de catalanes que así lo hubieran querido”, ha dicho Tardà, que posteriormente ha asegurado que el sentido de sus palabras -textuales y reproducidas en todas las radios y televisiones- se ha manipulado.

“Joan, lo he escuchado bien claro. No me ha gustado. Una cosa es dar un paso atrás, correcto, otra cosa es lo que has dicho. Te doy un voto de confianza, sólo uno”, le responde un usuario, en línea con la mayoría de opiniones expresadas por este sector. No siempre tan respetuosas, como se puede comprobar en las respuestas a la noticia con sus declaraciones publicada por Catalunya Ràdio: “¡Tardá! Calla un poco, quédate en Madrid y punto, ¿vale?” o “¿Qué dice este animal?”.

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà, ha cabreado este martes al independentismo con unas declaraciones en las que reconocía que los partidarios de la secesión no representan todavía una mayoría social. “Cataluña será independiente si los catalanes quieren que lo sea. ¿Saben por qué todavía no somos independientes? Porque no ha existido una mayoría de catalanes que así lo hubieran querido”, ha dicho Tardà, que posteriormente ha asegurado que el sentido de sus palabras -textuales y reproducidas en todas las radios y televisiones- se ha manipulado.

El intento de matización no ha convencido entre el independentismo más convencido de que el único paso a dar es materializar la República que ya se proclamó el pasado 27 de octubre. “Joan, lo he escuchado bien claro. No me ha gustado. Una cosa es dar un paso atrás, correcto, otra cosa es lo que has dicho. Te doy un voto de confianza, sólo uno”, le responde un usuario, en línea con la mayoría de opiniones expresadas por este sector. No siempre tan respetuosas, como se puede comprobar en las respuestas a la noticia con sus declaraciones publicada por Catalunya Ràdio: “¡Tardá! Calla un poco, quédate en Madrid y punto, ¿vale?” o “¿Qué dice este animal?”.

Lo cierto es que el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados lleva días insistiendo en la necesidad imperiosa de que el independentismo supere el 50% de votos en las elecciones autonómicas del próximo 21-D, a las que concurrirán por separado la propia ERC, la CUP, y el PDeCat integrado en la lista de Puigdemont: Junts per Catalunya.

“Lo primero que harán gobiernos, parlamentos, partidos políticos y medios del extranjero será fijarse si los independentistas tenemos más del 50% de los votos. Entonces, dejémonos de puñetas”, llegó a tuitear este lunes el político catalán.

Y lo cierto es que el independentismo nunca hasta ahora ha superado el 50%, y que se quedó en el 47,8% en las elecciones del 27-S de 2015. En ninguno de los sondeos para el 21-D publicados hasta la fecha la suma de ERC, PDeCat y CUP se acerca a esas cifras, y baja hasta el entorno del 45%.

El PDeCat pide “más tiempo” para reforzar mayorías

En esta misma línea el portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano, ha asumido este martes que los partidos secesionistas en Cataluña necesitarán “más tiempo” para “reforzar” las mayorías proindependencia y deberán, además, “acompasar sus ritmos” a la realidad de los hechos.

En los pasillos del Congreso, Campuzano ha subrayado que su partido no va a renunciar al horizonte de la independencia y que la aspiración a tener un Estado propio en Cataluña “ha llegado para quedarse”. Ahora bien, a renglón seguido, ha apuntado que si hay alguna “lección” que las fuerzas independentistas deben aprender de lo vivido en Cataluña en los últimos años, es que se va a necesitar “más tiempo” para “reforzar” las mayorías sociales que les acompañen en ese objetivo.

En este sentido, el diputado catalán ha puesto en valor que ahora los miembros del Govern cesado hagan “cierta autocrítica” sobre su papel en el ‘procès’ catalán, si bien ha recalcado que le gustaría que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el PSOE y Ciudadanos hicieran lo propio.