El ex presidente de la Generalitat Artur Mas no ha conseguido reunir los 5,2 millones de euros que le reclamaba el Tribunal de Cuentas por gastar dinero público en la consulta independentista del 9N, y cuyo plazo de entrega termina este jueves.

Fuentes del tribunal han informado de que Mas ha entregado este mismo jueves otros 400.000 euros después de que a mediados del mes octubre aportara 2,2 millones y se le concediera una prórroga para que reuniera el resto. El ex president catalán ha pedido otra ampliación del plazo para evitar que el tribunal inicie los trámites para el embargo de sus bienes.

En una entrevista en Radio Euskadi, Mas aseguró este miércoles que había logrado reunir hasta el momento «casi la mitad» de los 5,2 millones de euros de la fianza gracias a «miles y miles de personas» en Cataluña que han contribuido a la «caja de solidaridad».

El ex presidente de la Generalitat consideró «esperpéntico» que, de la cantidad total, tres millones de euros correspondan a 7.000 ordenadores que actualmente están funcionando en las escuelas catalanas.

A mediados de octubre, el Tribunal de Cuentas dio una prórroga a Mas para que aportara el dinero de la fianza, ya que hasta entonces solo había conseguido reunir 2,2 millones de euros. Desde entonces, según fuentes del órgano fiscalizador, Mas había entregado otros 200.000 euros.