Política

Sánchez mantiene su alianza con Podemos pese a su “seguidismo del independentismo”

logo
Sánchez mantiene su alianza con Podemos pese a su “seguidismo del independentismo”

EFE

Resumen:

“Lo vuelvo a reafirmar. Mi objetivo es que las izquierdas nos unamos para que se produzca un cambio político cuando toquen las elecciones generales”, asegura el líder socialista en Valladolid.

Insta a Pablo Iglesias a  reflexionar sobre sus “prioridades”: hacer “seguidismo” del independentismo o permitir el cambio político en España.

Recuerda a Mariano Rajoy su “compromiso” personal de reformar la Constitución, a pesar de las declaraciones del PP en sentido contrario.

“Mi hoja de ruta sigue siendo la misma”. “Lo vuelvo a reafirmar. Mi objetivo es que las izquierdas nos unamos para que se produzca un cambio político cuando toquen las elecciones generales”. Pedro Sánchez ha aclarado este viernes que las críticas de Pablo Iglesias a “su persona” y hacia el PSOE no hacen mella en la alianza parlamentaria abierta el verano pasado y paralizada por la crisis institucional en Cataluña.

En una rueda de prensa en Valladolid, tras la reunión de la Ejecutiva Federal en la ciudad gobernada por su portavoz, Óscar Puente, el líder socialista ha anunciado que “no se le escuchará ningún reproche” a Unidos Podemos, a pesar de las claras “discrepancias” existentes sobre la cuestión territorial, y que radican en el “seguidismo” que Iglesias hace del independentismo.

“Ya he dicho que no hay ninguna bandera de izquierdas en el secesionismo, que me sorprende que su líder compre los argumentos de los independentistas y haga seguidimo de ERC y se niegue a participar en una comisión para hablar de la revisión del estado autonómico. Pero mi hoja de ruta sigue siendo la misma: creo que podemos coincidir en el trabajo de recuperación de derechos frente al bloque conservador de PP y Ciudadanos”, ha explicado, antes de instar a Podemos a establecer sus “prioridades” en este sentido.

“Para mí lo más importante es que la izquierda se abra camino para que pueda producirse un tiempo nuevo en España”, ha insistido, pese a las “evidentes” diferencias entre ambos partidos respecto a Cataluña. “Hacen seguidismo de las tesis y de la retórica de los independentistas, adaptando las propias expresiones cuando hablan de presos políticos. En España no hay presos políticos, sino políticos presos, no sólo el ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, sino también los gobernantes catalanes que se han saltado la ley”, ha corregido.

El secretario general del PSOE ha vuelto a cargar contra el partido de Albert Rivera, sobre cuyos hombros ha puesto la responsabildad de que no prospere una moción de censura a Mariano Rajoy. Sánchez ha reiterado el balance socialista sobre el acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos que, a juicio del PSOE, se salda con un 85% de incumplimientos tras un año de “Gobierno en funciones”. “PP y C’s no sólo coinciden en su ideario, sino también en su forma de hacer política. Dicen una cosa y hacen la contraria”, ha criticado.

También ha recordado que C’s se presentó para regenerar la vida política española y mantiene su apoyo al PP, a pesar de que está a punto de ser procesado por corrupción en el caso Gürtel. “El PP tiene un serio problema de corrupción desde la base hasta el tejado. Es un problema sistémico  y mantiene una cuenta pendiente con la democracia: asumir responsabilidades políticas”, algo que el PSOE reclamará cuando haya sentencia sobre el caso.

“En el caso de una hipotética moción de censura, habría que preguntarle al señor Rivera por qué mantiene esos apoyos”, ha señalado, adviriténdole también de que la concordia y la convivencia en Cataluña “no se sitúa a la derecha del PP”, ni con tesis “recentralizadoras” de competencias que se alejen del autogobierno y de la España de las autonomías desarrollada en estos 40 años de democracia.

En este sentido, Sánchez ignora las declaraciones del portavoz del PP en la comisión territorial pactada por él mismo con Mariano Rajoy a cambio del apoyo socialista a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Ese órgano parlamentario fue constituido el miércoles y el portavoz del PP en el mismo, José Antonio Bermúdez de Castro, aseguró que su objetivo no es la reforma de la Carta Magna, como pretende el PSOE.

El líder socialista confía en el “compromiso” alcanzado con él personalmente por el presidente del Gobierno. “El PSOE es un partido serio, que ha demostrado hacer una oposición de estado. Ante un órdago secesionista ha antepuesto la integridad de nuestro país y el estado de derecho a la cuestión ideológica o a los beneficios partidistas. Somos un partido que cumple con su palabra y yo me tomo la palabra del señor Rajoy de manera seria. Hasta que no le escuche algo distinto de lo que me ha dicho doy por buenas sus palabras. Si hay un compromiso que se rompe tendrá que llamarme él a mí para decírmelo. Como no le he escuchado decir esta boca es mía, pera mí sigue en pie”, ha explicado a los periodistas.

Iniciativa legislativa

Para combatir las políticas de PP y Ciudadanos, Pedro Sánchez ha presentado un plan de choque de acción legislativa que se pondrá en marcha en el próximo periodo sesiones del Congreso.

Se trata de 25 medidas que pretenden “impulsar la España social” para combatir la desigualdad y la exclusión social. “El presidente Rajoy acude hoy a la cumbre de la UE en Gobtemburgo a hablar de política social cuando su Gobierno es el que ha provocado la mayor desigualdad y desunión en nuestro país”, ha denunciado, antes de recordar que el 14% de los trabajadores no llega a fin de mes como consecuencia de la reforma laboral.

“El sueldo de un alto ejecutivo equivale a la suma 127 veces del sueldo medio de un trabajador medio. La brecha de desigualdad salarial cada vez es más grande y se ensancha más. Uno de cada tres niños está en riesgo de pobreza y el 60% familias no puede ahorrar”, ha señalado, como principal balance del actual Gobierno del PP con el “silencio cómplice” de Ciudadanos.