La comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP apunta de nuevo a los «papeles de Bárcenas» de los que hablarán este martes los periodistas Javier Moreno y Marisa Gallero. El primero, ex director de «El País», publicó las anotaciones manuscritas del ex tesorero popular. Fue el 31 de enero de 2013, cuatro años después de que estallara el «caso Gürtel» y tras meses de sospechas en torno al responsable de controlar las cuentas del PP y del supuesto reparto de sobresueldos en «b». Ese día, el rotativo que dirigió Moreno, reproducía en portada anotaciones donde se podían leer los nombres de «M. Rajoy», «R. Rato», «Paco A. C.» -en supuesta alusión a Francisco Álvarez-Cascos-, Jaime Mayor y «D. Cospedal» a los que presuntamente hizo entrega de distintas cantidades de dinero en un periodo dilatado de tiempo.

Si bien Bárcenas negó la autencidad de dichas anotaciones, acabó admitiendo que las había hecho de su puño y letra durante varios años para dejar constancia de muchas donaciones de empresarios y constructores y de cómo se repartían estas cuantías entre la cúpula popular.

Gallero es una de las periodistas que más en profundidad ha investigado el caso de los papeles del ex tesorero, trabajo que plasmó en su libro ‘Bárcenas, la caja fuerte’. Tanto su presencia como la de Moreno fue reclamada por el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos, cuya portavoz en esta comisión, Carolina Bescansa, organizó las comparecencias en cuatro grandes bloques: Responsables policiales y funcionarios expertos; expertos y conocedores; empresarios y, por último, cargos orgánicos, miembros y ex miembros del Partido Popular.

La oposición alarga la fecha para la comparecencia de Rajoy

Moreno y Gallero entran en el cupo de expertos y conocedores. Su comparecencia ante la comisión se produce tras las de José Luis Olivera y Manuel Morocho, ambos de la UDEF. El segundo fue el que, a preguntas de la diputada de Podemos, afirmó que «indiciariamente» el líder del PP, Mariano Rajoy, había cobrado de la «caja b» del partido.

Pero para estrella, el propio Bárcenas el pasado 26 de junio cuando en sede parlamentaria atemperó sus críticas contra su antiguo partido al afirmar que “los jueces no han definido al PP como organización criminal, ha sido la acusación socialista” o que “el juicio de Gürtel afecta a las personas, el PP no tiene nada que ver” y dejando claro que él nunca había llevado cajas de puros al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con billetes de 500 euros.

El PP teme el desgaste

Precisamente, Rajoy será el último en comparecer ante una comisión que se constituyó en septiembre pasado para un periodo temporal de seis meses aunque lo previsible es que sus trabajos se prorroguen. El PP la recurrió en amparo ante el Tribunal Constitucional, aunque todavía no ha recibido respuesta.  Temen en Génova que el alargamiento de la comisión persiga perjudicar sus perspectivas electorales de cara a las elecciones locales y autonómicas de mayo de 2019 y, en definitiva, desgastarles para las generales.