Podemos ha decidido no participar en ningún tipo de homenaje al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, fallecido el pasado sábado en Argentina, y cuya capilla ardiente han visitado hoy los principales dirigentes políticos. Tampoco lo hará el PDECat, que ha pedido que el sustituto de Maza esté «dispuesto a hacer justicia, no venganza».

El Rey Felipe VI, el presidente Mariano Rajoy y otros miembros del Gobierno, así como el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, han acudido esta mañana a la sede de la Fiscalía donde se encuentran los restos mortales de José Manuel Maza para dar el pésame a su familia.

Sin embargo, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha expresado sus condolencias por el fallecimiento, ha confirmado también en una entrevista en La Sexta que no acudirá a la capilla ardiente porque no participarán en «homenajes a Maza». «Cuando alguien muere hay que manifestarse con una mínima elegancia, ahora bien a homenajes a Maza nosotros no vamos a asistir», ha dicho.

Asimismo, ha explicado que el Gobierno no se ha puesto en contacto con Podemos para abordar el relevo de Maza al frente de la Fiscalía General del Estado, y se ha mostrado convencido de que «tratará de tener en ese puesto a alguien cercano al ministro de Justicia», Rafael Catalá.

Precisamente sobre este relevo se ha pronunciado el PDECat. El partido catalán ha pedido que el sustituto de Maza sea «percibido como independiente» y que esté «dispuesto a hacer justicia y no venganza». El portavoz de la formación en el Congreso, Carles Campuzano, que no ha querido hacer ninguna valoración sobre la labor de Maza, ha subrayado que para que el sistema de justicia «gane credibilidad» es necesario un fiscal general que sea «percibido como independiente».