«No se han vuelto constitucionalistas». Inés Arrimadas recela del preacuerdo electoral cerrado en nueve puntos entre el PDCat y ERC, según el cual estarían convencidos ya de que la vía unilateral de independencia (DUI) no es factible.

La candidata de Ciudadanos en Cataluña ha llamado a no dejarse engañar por la propuesta de la «bilateralidad» para una solución negociada con el Gobierno de Mariano Rajoy al desafío independentista, porque, ha dicho, «no se han vuelto constitucionalistas».

«Son los mismos, se vuelven a presentar los mismos y si vuelven a gobernar van a volver a hacer lo mismo, que no se engañe nadie», ha declarado Arrimadas en en Bruselas, a donde ha viajado para reunirse con varios representantes de los Liberales europeos (ALDE), fuerza europea en la que están integrados tanto C’s como PDeCAT, según informa Europa Press.

Arrimadas cree que puede tratarse de una «estrategia» para «desmovilizar» el voto no independentista de cara al 21-D, pero ha insistido en que son formaciones conocidas por su trayectoria y que «no se han vuelto constitucionalistas, ni les ha entrado un ataque de amor por el cumplimiento de las leyes en los últimos meses».

Por ello, la mandataria de la formación naranja ha avisado de que si vuelven a ganar las elecciones los partidos independentistas entonces «van a volver a gobernar de la misma manera» y Cataluña «no se puede permitir cuatro años más de procés». «La economía y la sociedad catalana no se lo pueden permitir», ha remachado.

Arrimadas ha añadido que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont defiende un proyecto «de ruptura», que implica la salida de España lo que, por tanto, «significa salir de la UE».

En este sentido, la líder de C’s en Cataluña ha explicado que el objetivo principal de su viaje a Bruselas es trasladar el mensaje de que una «mayoría social» en Cataluña quiere «seguir siendo catalana, española y europea» y que si hay un cambio de gobierno como resultado de las elecciones del 21-D se traducirá en una vuelta de la «estabilidad» y Cataluña «dejará de ser un problema» para Europa.

«Mientras el señor Puigdemont está aquí criticando a las instituciones europeas porque no le dan razón, nosotros venimos a defender un proyecto europeísta», ha añadido, para después insistir en el mensaje de «esperanza» que ha llevado al «corazón de Europa» sobre las posibilidades de los no nacionalistas en las elecciones de diciembre.

 

Sobre la posibilidad de que el Tribunal Supremo acumule las causas que investigan el proceso secesionista en Cataluña, Arrimadas se ha limitado a decir que ella respeta «absolutamente» las decisiones judiciales y respetará aquellas que estén relacionadas con estas causas.