Política

Puigdemont renuncia a su sueldo de ex presidente pero mantiene el de diputado

El ex presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont.

El ex presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. EFE

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no acepta su condición de president cesado en virtud del artículo 155 y por tanto no reclamará su sueldo como ex dirigente, que le podría haber supuesto una pensión de unos 7.000 euros mensuales. Puigdemont tenía diez días para acatar su cese y solicitar esta prestación, cosa que finalmente no hará, según avanza este miércoles El Nacional.

De haber aceptado, y como informó El Independiente, Puigdemont habría tenido derecho a cobrar durante el período equivalente a una legislatura el 80% de su asignación mensual: esto es, unos 7.000 euros, además de disponer de oficina, coche oficial y chófer, tal y como se estipuló en el estatuto de ex presidentes de la Generalitat aprobado en tiempos de Jordi Pujol.

Puigdemont, que renunció durante su presidencia al sueldo como diputado, lo reclamará ahora hasta que se constituya el nuevo Parlament

Además, los ex presidentes de la Generalitat tienen también derecho a una asignación mensual equivalente al 60% de su salario tras el momento de su jubilación, así como los medios necesarios para sostener una oficina «adecuada a las responsabilidades y funciones ejercidas, así como la dotación presupuestaria para el funcionamiento ordinario de dicha oficina y para las atenciones de carácter social y protocolario que correspondan», lo cual suele incluir secretario, coche oficial, chófer y escoltas, lo cual puede suponer más de 170.000 euros anuales en total.

Estos privilegios pueden ser revocados por el Parlament, siempre y cuando lo voten al menos 90 diputados -dos tercios de la Cámara- si esta considera «que ya no concurren las condiciones de honorabilidad necesarias en la persona de un ex presidente o ex presidenta de la Generalitat, por razón de hechos conocidos o que puedan constatarse, o en caso de condena penal firme».

Puigdemont, pese a renunciar a estas prebendas que le concede la condición de ex president, que no asume, sí se dará de alta para cobrar el sueldo baso de los parlamentarios, que le corresponde durante el tiempo que transcurre hasta la constitución de un nuevo Parlament tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. Durante su periodo como presidente había renunciado a recibir este salario, que ahora recuperará.

Según la información que publica El Nacional, esto mismo lo harán los ex consejeros Jordi Turull y Jordi Rull.

Puigdemont no votará desde Bélgica

El expresidente de la Generalitat no podrá votar desde Bélgica en los comicios autonómicos del próximo 21 de diciembre al no haber formalizado en plazo su inscripción en el censo de electores españoles temporalmente en el extranjero. Fuentes del entorno de Puigdemont en Bruselas dijeron a Efe que ni Puigdemont ni los exconsejeros Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura) se han registrado ante las autoridades consulares españolas en Bélgica.

Los ciudadanos llamados a votar en Cataluña que prevén permanecer en el extranjero hasta transcurridas las elecciones catalanas, tenían de plazo hasta las 14.00 horas de este miércoles para darse de alta en el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA) y, a partir de ahí, rogar el voto.

Comentar ()