La número dos y candidata in péctore de ERC, Marta Rovira, ha descartado hoy un acuerdo poselectoral con los socialistas catalanes, a los que ha recriminado su inclusión en el «bloque del 155» y el «apoyo gratuito al Gobierno para que hoy el presidente de la Generalitat sea Mariano Rajoy».

«El PSC y ERC solo coincidimos en una cosa, en que no haremos presidenta a Inés Arrimadas» ha concluido Rovira refiriéndose a las declaraciones en este sentido del líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta.  Lo ha hecho en la presentación de la candidatura republicana, en la que ha insistido en la «apertura» y la «transversalidad» de su lista, a la que se han incorporado las escisiones independentistas del PSC y Unió.

Rovira, que ha iniciado su parlamento dirigiéndose al líder del partido, Oriol Junqueras, encarcelado en la prisión de Estremera por orden de la Audiencia Nacional, ha destacado que la suya es una candidatura «con voluntad de mayoría y de gobierno» y ha asegurado que su objetivo tras las elecciones del 21D es negociar con el Gobierno.

«No supone ninguna renuncia a nuestros objetivos» ha advertido la dirigente republicana, quien ha insistido en que su formación «nunca ha hecho proclamas a favor de la unilateralidad». Rovira ha asegurado que ERC siempre buscó el acuerdo del Gobierno para su proyecto independentista y ha advertido de que tras los comicios el Gobierno «está más obligado» a aceptar los resultados y abrir una negociación con el gobierno resultante porque «han sido ellos los que han convocado» estas elecciones.

En este contexto, ha añadido que si ganan las elecciones exigirán no sólo el fin de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, sino también de la intervención de las finanzas de la Generalitat. Rovira respondía así al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, quien ha advertido de que el Gobierno mantendrá esa intervención financiera hasta que tenga garantías de que no se destinan recursos públicos a la independencia.