La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha insistido este lunes en el objetivo de hacer efectiva la república catalana si vence el bloque independentista el 21 de diciembre. El Govern ya estaba preparado, pero como ya señaló hace unas semanas, no estaba dispuesto a que hubiera «más escenarios de violencia». Por eso, tras las elecciones del 21-D, que califica como «el referéndum que nunca ha aceptado el Estado español», si consiguen la mayoría seguirán con la hoja de ruta secesionista y «no pediremos permiso para implementar la república», ha advertido en una entrevista en Catalunya Radio.

Para conseguirlo no descarta un gobierno amplio de concentración que incluya al PDeCAT, la CUP y los comunes, pero todo dependerá, ha apuntado, de lo que decidan los catalanes. «Si no ganamos, daremos el mensaje de que la represión ya nos va bien», ha apuntado. En este sentido, la republicana ve en estas elecciones una oportunidad de revalidad el mandato y el resultado sólo tiene dos significados: «Las elecciones van de quién decide en Cataluña: ¿los ciudadanos o Rajoy?».

Rovira quiere dejar la autocrítica a un lado. En las últimas semanas, tanto el ex president Artur Mas como algunos ex consellers han admitido que los plazos no eran los adecuados y la secretaria general de ERC no ha querido continuar por esa vía: «No haremos más autocrítica».

«Eurocríticos», no «euroescépticos»

Después que el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, planteara este domingo que los catalanes «deberían decidir si quieren pertenecer a esta UE» y en qué condiciones, la número dos de Junqueras ha defendido este lunes que su partido es «eurocrítico» y no «euroescéptico», pero ha asegurado que es una formación que no se opone «nunca» a las urnas por lo que tampoco lo haría a un referéndum sobre la UE.

Rovira ha explicado que su partido es partidario de la UE, aunque introduciendo cambios sobre cómo está formulada actualmente: «Queremos formar parte de otra UE, no salir de ella. No sé si se tendrá que hacer un referéndum o no, en cualquier caso nosotros no nos oponemos nunca a las urnas».