Política

Podemos condiciona una reforma de la Constitución a la salida del PP del Gobierno

El partido de Iglesias ve imposible una reforma de este calado bajo el Gobierno de Rajoy: "A la gente hay que tratarla como a adultos y decirles lo que se puede hacer ahora y lo que se puede hacer después"

logo
Podemos condiciona una reforma de la Constitución a la salida del PP del Gobierno
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Iglesias, y la coportavoz de la Ejecutiva, Noelia Vera.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Iglesias, y la coportavoz de la Ejecutiva, Noelia Vera. EFE

Resumen:

La reforma de la Constitución es uno de los objetivos de Podemos desde su nacimiento. La crisis catalana ha precipitado el debate autonómico, y el partido de Pablo Iglesias justifica su rechazo a participar en la comisión territorial propuesta por el PSOE en el Congeso señalando que es imposible una reforma constitucional mientras el PP esté en el Gobierno de España, puesto que la modificación del texto no sería “en un sentido progresista”.

“Es urgente poder abordar la reforma constitucional pasado mañana, pero no nos gusta mentirle a la gente”, ha señalado el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, en la rueda de prensa celebrada en la sede del partido tras la reunión de la Ejecutiva.

El número dos de Podemos se ha opuesto a un a un proceso de ámbito constitucional, puesto que implicaría que el PP tuviera la “llave” para “recentralizar” y reformar la Carta Magna, lo que a su juicio impediría un cambio constitucional progresista.

“Ojalá la Consitución la podamos reformar lo antes posible. Ojalá pronto el PP deje de estar en el Gobierno, ojalá pronto Pedro Sánchez deje la mano de M. Rajoy y acepte una moción de censura, y ojalá pronto de de tener mayoría absoluta en el Senado y más de un tercio en el Congreso de los Diputados”. “Mientras eso no pase”, según ha defendido Echenique, sólo se pueden plantear reformas parciales, “como por ejemplo reformar la Ley Electoral, que es algo que no es tan difícil como reformar la Constitución”.

La reforma de la Constitución es uno de los objetivos de Podemos desde su nacimiento. La crisis catalana ha precipitado el debate y el partido de Pablo Iglesias justifica su rechazo a participar en la comisión territorial propuesta por el PSOE en el Congeso señalando que es imposible una reforma constitucional mientras el PP esté en el Gobierno de España, puesto que la modificación del texto no sería “en un sentido progresista”. Consideran que plantear esta posibilidad es, a día de hoy, “engañar” a la “gente” y limitan las posibles reformas a aspectos puntuales, como la Ley Electoral, cerrando la puerta a una reforma constitucional en el corto plazo.

“Es urgente poder abordar la reforma constitucional pasado mañana, pero no nos gusta mentirle a la gente”, ha señalado el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, en la rueda de prensa celebrada en la sede del partido tras la reunión de la Ejecutiva. “Nuestra Constitución es una de las menos reformadas de Europea y cuando se reforma se hace en un sentido de hacer daño a la gente normal y de favorecer a los bancos alemanes”, ha criticado, en relación con la reforma del artículo 135 de la Constitución. El número dos de Podemos se ha opuesto a un a un proceso de ámbito constitucional, puesto que implicaría que el PP tuviera la “llave” para “recentralizar” y reformar la Carta Magna, lo que a su juicio impediría un cambio constitucional progresista.

“Hay que implicar a la ciudadanía y ese debate no solamente tiene que darse en el Congreso o en comisiones o subcomisiones parlamentarias”, ha dicho Echenique en rueda de prensa junto a la portavoz del partido morado, Noelia Vera, quien ha añadido que el debate “trasciende las precedes el Congreso”. En este punto, Echenique ha cargado directamente contra la comisión del PSOE para la modernización del sistema autonómico, el primer paso para una reforma de este calado. “Ese acuerdo que  Pedro Sánchez vende como la solución de todos los problemas de España pasa por que el PP lo acepte. Y el PP es lo que es en estos momentos y si no [lo dice], uno está engañando a la ciudadanía”.

“Ojalá la Consitución la podamos reformar lo antes posible. Ojalá pronto el PP deje de estar en el Gobierno, ojalá pronto Pedro Sánchez deje la mano de M. Rajoy y acepte una moción de censura, y ojalá pronto de de tener mayoría absoluta en el Senado y más de un tercio en el Congreso de los Diputados”. “Mientras eso no pase”, según ha defendido Echenique, sólo se pueden plantear reformas parciales, “como por ejemplo reformar la Ley Electoral, que es algo que no es tan difícil como reformar la Constitución”. El objetivo de esta modificación sería un sistema electoral más proporcional para evitar que el PP goce de mayoría absoluta del Senado pese a no tener la mayoría en el Congreso. Podemos se abre así a esta idea de reforma de la LOREG; ya planteada por Carolina Bescansa en su propuesta de reforma constitucional, aunque evita atribuir esta propuesta a la cofundadora del partido –purgada de la Comisión Constitucional tras su postura crítica en el asunto catalán-. Para el partido de Iglesias, esta propuesta, en la que Bescansa ha trabajado durante cerca de un año y media es “una propuesta más”, equiparable a los “debates con la militancia”.

La reforma de la Loreg es “algo que no está sujeto al candado del 78 y que sí podemos explorar una reforma en menos espacio de tiempo”, ha considerado el secretario de Organización, que ha condicionado una reforma constitucional de más calado a la apertura de una nueva legislatura y el fin del Gobierno del PP. Con este objetivo han vuelto a invitar al líder del PSOE a una moción  de censura conjunta que descabalgue a Mariano Rajoy de la Presidencia del  Gobierno. “Cuando hayamos conseguido que el PP deje de estar en la Moncloa, podemos plantear una reforma de la Constitución que no solo sea en el sentido progresista sino que además tenga el apoyo popular que no tenía el artículo 135”.

En este sentido, la diputada Noelia Vera ha apuntado a que el proyecto de reforma de la Constitución debe elaborarse “desde abajo”, consultando a la ciudadanía, en lugar de en las Cámaras de representación parlamentaria, aunque no ha especificado los cauces concretos por los que llegarían estas propuestas más allá de la gira que Podemos ha emprendido en distintos territorios con su propia militancia. El debate ciudadano y la reforma de la Loreg son, según Echenique,  “dos cosas que se pueden hacer desde ya para intentar acercar esa reforma de la Constitución pero sin mentir a la gente”, ha considerado, en una referencia velada al líder del PSOE, “sin decir que vamos a modificar la Constitución en un sentido progresista pasado mañana en la comisión de una subcomisión de la mano de M. Rajoy.  A la gente hay que tratarla como a adultos adultos y decirles lo que se puede hacer ahora y lo que se puede hacer después”.