PolíticaPODEMOS

Montero abronca a su grupo tras las críticas de Bescansa: “Es lo que más daño nos hace”

logo
Montero abronca a su grupo tras las críticas de Bescansa: “Es lo que más daño nos hace”
Xavi Domènech, Pablo Iglesias e Irene Montero durante la reunión de grupo de este miércoles.

Xavi Domènech, Pablo Iglesias e Irene Montero durante la reunión de grupo de este miércoles. EFE

Resumen:

Podemos pasa por sus momentos más difíciles por su estrategia ante el desafío catalán y su caída en las encuestas, y el gran objetivo de Pablo Iglesias pasa ahora por cerrar filas y acallar las críticas que afloran estos días. En las últimas horas la fundadora del partido Carolina Bescansa ha mostrado abiertamente sus discrepancias, que han caído como un jarro de agua fría a la dirección del partido. Tanto es así que su portavoz, Irene Montero, ha aprovechado una reunión del grupo parlamentario Unidos Podemos para reprochar públicamente estas palabras. “Se está hablando de división interna, que es lo que más daño nos hace”, ha afeado la portavoz, que ha plantado a la  Comisión Constitucional en su estreno tras la purga de Bescansa.

El grupo confederal de Unidos Podemos había anunciado la reunión este martes, antes de que estallara abiertamente el conflicto. El encuentro era una forma de cerrar filas después de que saliera a la luz el cese de Bescansa en la Comisión Constitucional por parte de la dirección de grupo. Sin embargo, horas antes de esta reunión Bescansa defendió en los pasillos del Congreso su apuesta por “un Podemos que le hablase más a España y a los españoles y no solo a los independentistas”. Una percepción que ya había mostrado a puerta cerrada en otra reunión de grupo, desvelada por El Independiente, en la que mantuvo que “o empezamos a hablar de España o nos va a ir muy mal”.

Tras estas palabras a puerta cerrada, y tras defender -en un artículo en eldiario.es– que las elecciones autonómicas eran la “única herramienta” para salir del atolladero catalán, la dirección del grupo la relevó como vocal en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, que será uno de los ejes de esta legislatura, y puso a Montero en su lugar.

La que iba a ser una reunión de grupo destinada a proyectar una imagen de unidad en Unidos Podemos ha saltado por los aires después de que Bescansa, experta en sociología y análisis político, opinara abiertamente sobre la estrategia catalana. Montero ya reprochaba públicamente el gesto poco después: “Hay suficientes espacios de debate como para tener que acudir a los medios”, reprochó Montero a Bescansa, a la vez que aseguró que “los inscritos” habían pedido en Vistalegre II no airear las polémicas fuera del partido: “Allá cada cual con cómo respeta lo que los inscritos nos piden”, criticó la portavoz.

Pero Montero ha reiterado sus reproches en el encuentro al que han acudido diputados de Podemos, IU, En Marea, Equo o En Comú Podem, que ha durado cerca de una hora y media y que se ha centrado únicamente a abordar el tema catalán. En él ha intervenido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y los líderes de las confluencias, Xavi Domènech, por En Comú Podem, Yolanda Díaz, por En Marea, o Alberto Garzón, por IU. En todas las intervenciones han abordado la situación “genérica” de Cataluña en estos momentos, sin entrar en detalles sobre la postura concreta que Unidos Podemos debería adoptar en cada uno de los escenarios.

Antes de entrar en la reunión, Iglesias ha evitado hacer cualquier tipo de autocrítica sobre su gestión como partido del conflicto catalán, y se ha agarrado al espíritu de “seducción” de las elecciones de diciembre de 2015, en las que obtuvieron sus mejores resultados y cuando el director de campaña era Iñigo Errejón, hoy también relegado. “Algunos deberían pensar por qué una fuerza estatal, española, como Podemos fue capaz de ganar dos elecciones generales en Cataluña y Euskadi”, destacado el líder de Podemos: “Porque hemos sido capaces de plantear un proyecto de España que no agrede, que seduce y reconoce que la diversidad y la pluralidad forman parte de la esencia que significa ser español”. Iglesias ha persistido en su estrategia de culpar únicamente a Mariano Rajoy y al PP de la situación en Cataluña, y sobre la negativa de Carles Puigdemont a acudir al  Senado se ha limitado a añadir que “cualquier espacio que sirva para el diálogo sería positivo”, evitando cualquier tipo de crítica al sector independentista.

Las intervenciones han venido a reafirmar la postura impuesta por la dirección de Podemos, en defensa de la plurinacionalidad y la salida de un referéndum pactado con el Estado como la única posible. Ha sido al final de la reunión cuando ha hablado Carolina Bescansa, que ha reiterado su posición divergente sobre el asunto y ha pedido un discurso de país y más alejado con el independentismo. A continuación ha tomado la palabra Irene Montero, que ha lanzado reproches la fundadora del partido.

“Se está hablando de división interna, que es lo que más daño nos hace”; ha censurado la portavoz parlamentaria. También ha hecho referencia expresa a las palabras de Bescansa, que criticaba la falta de discurso para España: “No se está hablando de España ni de la plurinacionalidad, sino de la división interna”, ha criticado Montero en su dura intervención. La portavoz ha  reconocido que Unidos Podemos está pasando por uno de los “momentos más difíciles” en su historia, después de su caída en picado en las encuestas electorales, y ha abroncado a quienes han discrepado de la línea oficial  del partido, acusándoles de dañar a la formación. Carolina Bescansa ha abandonado el encuentro antes de que Montero terminara su intervención.