Política PODEMOS

Montero reclama silencio a Bescansa: "Hay suficientes debates como para acudir a los medios"

Irene Montero, al término de la Junta de Portavoces.

Irene Montero, al término de la Junta de Portavoces. EFE

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, ha criticado a la fundadora de Podemos Carolina Bescansa, recientemente purgada de la Comisión Constitucional, como adelantaba El Independiente. Bescansa ha hecho públicas sus diferencias con el partido de Pablo Iglesias en su estrategia catalana, y en los pasillos del Congreso ha señalado que «falta un discurso para España«, que «hable a los españoles y no sólo a los independentistas». Montero, que ha ocupado el lugar de Bescansa en la comisión, ha criticado a la ideóloga del partido: «Hay suficientes espacios de debate como para acudir a los medios», ha destacado en el Parlamento, «allá cada cual con cómo respeta lo que los inscritos nos piden».

Estas cosas las tenemos que hablar en reuniones y no en medios», critica Montero

La portavoz ha afeado las críticas públicas al discurso de Podemos y ha evitado hacer cualquier valoración al respecto, amparándose en Vistalegre II. “Respeto la opinión, pero no voy a decir nada más a ese respecto porque el mandato de Vistalegre fue claro: estas cosas las tenemos que hablar en las reuniones y no en los medios de comunicación”.

Fue precisamente en una de las últimas reuniones a puerta cerrada cuando Bescansa lanzó esta advertencia, señalando que «hace falta un discurso para España», tal como publicó este periódico en exclusiva. Y a raíz de esa crítica fue relevada del cargo que ostentaba en el Congreso; una segunda purga, después de que en febrero fuera relegada en el Hemiciclo parlamentario y se le apartara de la Secretaría General del grupo.

«Al parecer todo esto lo habló en las reuniones y luego se le ha sustituido», ha sido la siguiente pregunta de los periodistas: «Respeto la opinión pero mi obligación como persona electa por los inscritos es respetar su mandato. Allá cada cual con cómo respeta lo que los inscritos nos piden», ha dejado caer, en una clara crítica a Carolina Bescansa, experta en sociología y análisis político.

Preguntada sobre la falta de transparencia de estas reuniones, Montero ha tratado de quitar hierro al asunto y ha vuelto a hacer referencia a Vistalegre II. «No, los  inscritos saben que estamos haciendo un gran trabajo en el Congreso y en los parlamentos autonómicos para defender nuestra posición política», ha expresado, para añadir que «hay suficientes espacios para dialogar como para acudir a los medios».

Bescansa denuncia la «falta de discurso» sobre España

“A mí me gustaría un Podemos que le hablase más a España y a los españoles y no solo a los independentistas”, ha lamentado Bescansa este miécoles en los pasillos del Congreso. La dirigente ha recordado que Podemos es un partido “español” y “estatal” pero, sin embargo, “se ha olvidado de contarlo” en la crisis política que se vive en Cataluña. A su juicio, Podemos no ha explicado convenientemente que no apoyará una independencia de Cataluña “ni por la vía unilateral, ni por la bilateral”.

Esta idea ya la expresó en una reunión de su grupo parlamentario a puerta cerrada y desvelada por El Independiente, en la que advirtió que su estrategia catalana podría restarle apoyos a nivel nacional; una advertencia que al menos cuatro encuestas posteriores han confirmado. Otro de los puntos de inflexión para que fuera apartada de esta comisión, que será uno de los ejes de esta legislatura con la reforma constitucional, es un artículo que publicó en eldiario.es, donde aseguró que “la única herramienta con la que empezar a resolver la crisis política catalana es una convocatoria electoral en Catalunya”.

Bescansa ya lideró una tercera vía antes de Vistalegre, lo que conllevó las duras críticas de la dirección del partido. La diputada se retiró de la carrera interna antes de la asamblea y después sufrió las consecuencias de este movimiento -fue relegada en el Hemiciclo del Congreso y le retiraron la secretaría general del grupo que hasta entonces ostentaba-. En esta ocasión la diputada anima a expresarse libremente dentro del partido, después de la ley del silencio impuesta tras la asamblea de febrero, en la que cualquier divergencia es castigada con la privación de visibilidad mediática. Bescansa quiere ahora dar voz a quienes no han expresado públicamente sus críticas, y ha asegurado que “hay muchas más personas en Podemos que piensan lo mismo que yo”.

Preguntada si considera que su relevo en la Comisión Constitución se debe precisamente a su posición política sobre Cataluña, Bescansa ha dicho no creer que esa sea “la cuestión” sino el hecho de que falte un “proyecto político para España”. Este martes, la propia Irene Montero, que ahora ocupa el lugar de Bescansa en la comisión, trató de restar importancia al relevo. La portavoz parlamentaria, a preguntas de los periodistas, justificó el cese y defendió que la razón es que los miembros de la dirección del grupo estuvieran en ese órgano, aunque de hecho el actual secretario general del grupo no se encuentra representado allí y había más representantes en la comisión que también podían haber sido relevados en lugar de Bescansa. Montero también dijo que Bescansa, experta en sociología y análisis político, seguiría contribuyendo a la comisión, “como así se lo ha pedido la dirección”.

Comentar ()