PolíticaPODEMOS

Montero dice que Bescansa ayudará en la comisión Constitucional tras su purga

La portavoz parlamentaria aduce que su baja responde a que es la dirección de grupo la que debe afrontar la reforma constitucional

logo
Montero dice que Bescansa ayudará en la comisión Constitucional tras su purga
La diputada Carolina Bescansa en el Congreso de los Diputados.

La diputada Carolina Bescansa en el Congreso de los Diputados. EP

Resumen:

La dirección parlamentaria de Podemos trata de justificar la purga de Carolina Bescansa en la comisión Constitucional del Congreso de los Diputados y su sustitución por la portavoz parlamentaria Irene Montero; una caída que coincide en el tiempo con las críticas vertidas por la fundadora del partido, que hace unos días cuestionó la estrategia morada en el asunto catalán. Montero, en rueda de prensa en el Congreso, ha tratado de justificar este cambio, asegurando que son los miembros de la dirección quienes deben estar en el órgano, aunque ha señalado que Bescansa seguirá colaborando en los trabajos relativos a la reforma constitucional “como así se lo hemos pedido”.

“En la Dirección del Grupo Parlamentario hemos considerado que se va a empezar a debatir sobre la reforma constitucional, y que los miembros de la dirección de grupo tenían que estar ahí. Es una de las reformas más importantes de esta legislatura y tienen que estar ahí las personas más votadas por los inscritos”, ha señalado, aunque la realidad es que el secretario general del grupo, Txema Guijarro, no se encuentra en la Comisión Constitucional.

Una vez que PSOE y PP han decidido iniciar la reforma de la Constitución para afrontar la crisis territorial de Cataluña, ese debate se convertirá en el eje de la legislatura. Aunque el Gobierno y los socialistas han acordado emprender el análisis de la Carta Magna en una nueva comisión de revisión del modelo autonómico, la Comisión Constitucional desempeñará un papel fundamental a la hora de ejecutar esa reforma. En ese órgano participan también, por parte de Podemos, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Antonio Gómez-Reino Varela, Xavier Domènech, Manuel Monereo, Ricardo Sixto Iglesias y Auxiliadora Honorato.

Este martes Montero ha reconocido que Bescansa, experta en sociología política y análisis electoral, seguirá “colaborando con la Comisión Constitucional, como así se lo hemos pedido”. La fundadora de Podemos ha sido una de las voces que en los últimos meses ha ido advirtiendo de los posibles peligros en la estrategia de Podemos. El pasado curso ya dio el primer toque de atención en el grupo parlamentario, cuando adelantó la caída de Podemos en las encuestas a raíz del CIS; en una de sus últimas reuniones del grupo parlamentario también puso de relieve la falta de discurso sobre España.

La diputada alertó de que las encuestas recogen una desmovilización de los votantes de las fuerzas progresistas, incluida el PSOE desde la victoria de Sánchez en las primarias de mayo hasta hoy día. En el caso de Podemos, esa desmotivación es muy aguda y se produce mientras que el voto conservador se mantiene movilizado. Esa desmovilización pone fin a la transferencia de voto entre el PSOE y Podemos y demuestra desafección de los votantes hacia ambos proyectos políticos.

Como posible causa de esa situación, Bescansa señaló el distanciamiento del discurso político y la situación social. Esa lejanía se produciría porque Podemos sigue situado en la visión del momento económico y social de los tiempos del 15-M y no en el actual. “Nadie nos entiende y hablamos para nosotros mismos, incapaces de conectar con la percepción de la realidad que tienen los ciudadanos”, podría resumirse su intervención.