El ex vicepresidente de la Generalitat de Cataluña Oriol Junqueras y el resto de ex consejeros de ERC encarcelados desde el pasado 2 de noviembre han remitido un escrito al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena en el que piden su puesta en libertad y dicen acatar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, si bien afirman que no renuncian a sus convicciones políticas aunque las defenderán por «las vías del diálogo y la negociación».

En el escrito presentado al nuevo instructor de la causa por rebelión, sedición y malversación de caudales públicos en la que están imputados los antiguos miembros del Govern, la defensa de los ex consellers Junqueras, Raül Romeva, Carles Mundó y Dolors Bassa asegura que todos «aceptaron y aceptan la aplicación del artículo 155 desde la más profunda discrepancia política y jurídica» y que «no renuncian a defender sus convicciones políticas por vías estrictamente pacíficas y democráticas y trabajarán con el objetivo de alcanzar un acuerdo que permita poner en manos de la ciudadanía la decisión sobre el futuro político de Cataluña».

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Eso sí, los ex consejeros recuerdan que «ninguno ocupa actualmente posiciones de poder institucional que les permitan tomar decisiones susceptibles de generar un riesgo de reiteración delictiva», y en el caso de que «en el futuro» volvieran a ostentar algún cargo público «están firmemente comprometidos a canalizar su actuación por las vías del diálogo y la negociación».

La defensa de los ex consellers pide que se les cite a declarar y se les deje en libertad, aduciendo que tienen derecho a participar en la campaña del 21-D sin que su encarcelamiento «estigmatice de forma indebida su programa político».

En su escrito, al que ha tenido acceso Efe, la defensa pide al magistrado que tenga en cuenta que los cuatro ex consellers concurren en las listas de ERC para las próximas elecciones autonómicas, un «nuevo elemento» que, recuerda, no pudo valorar la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela cuando los envió a prisión preventiva el pasado 2 de noviembre.

‘Vía Forcadell’

Los antiguos integrantes del Gobierno de Carles Puigdemont dan este paso para recuperar la libertad siguiendo la vía abierta por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que logró que el juez Llarena le ofreciera la posibilidad de eludir la prisión mediante el pago de una fianza de 150.000 euros tras abjurar de la declaración unilateral de independencia y comprometerse de forma expresa a no volver a delinquir.

En su escrito, el abogado Andreu Van den Eynde apunta a que el tratamiento que se dio a Forcadell y los miembros de la Mesa de JxS «no tiene por qué constituir una guía exacta» para los exconsellers de ERC, pero «sí es ejemplo de la filosofía que debe imperar en el juicio de proporcionalidad judicial».

Los exconsellers de ERC, que la semana pasada asumieron en un recurso ante al Audiencia Nacional los efectos del 155 pero sin acatarlo expresamente, insisten ahora en que «aceptaron y aceptan» la aplicación de ese artículo de la Constitución «en los términos que autorizó el Senado y aprobó el Consejo de Ministros».