Política

Junqueras, a la desesperada: recurrirá al Constitucional para conseguir su libertad

logo
Junqueras, a la desesperada: recurrirá al Constitucional para conseguir su libertad
El líder de ERC, Oriol Junqueras.

El líder de ERC, Oriol Junqueras. EFE

Resumen:

Junqueras presentará un recurso de amparo ante el tribunal de garantías alegando vulneración de distintos derechos fundamentales como el derecho de defensa, de libertad ideológica o a la vida familiar.

Si el Constitucional tampoco ampara al ex vicepresidente de la Generalitat, el siguiente paso será acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) para “internacionalizar el conflicto”, explican fuentes cercanas al diputado electo de ERC.

El ex vicepresidente del Gobierno Oriol Junqueras continuará tratando de salir de la prisión de Estremera (Madrid) después de que la Sala de Apelación del Tribunal Supremo haya rechazado este viernes el recurso donde solicitaba su puesta en libertad.

Según ha podido saber El Independiente de fuentes de su defensa, el siguiente paso que dará el líder independentista para obtener una revocación de la citada medida cautelar es acudir al Tribunal Constitucional. Junqueras presentará un recurso de amparo ante el tribunal de garantías alegando vulneración de distintos derechos fundamentales como el derecho de defensa, de libertad ideológica o a la vida familiar.

Si el Constitucional tampoco concede a Junqueras el amparo, el siguiente paso será acudir al TEDH para “internacionalizar el conflicto”

Dicho recurso se presentará en los próximos días aunque, de momento, el equipo jurídico que lleva la defensa del líder de ERC –capitaneado por el letrado Andreu Van den Eynde- no ha decidido si recurrirán directamente al Constitucional registrando la mencionada petición de amparo o si primero presentarán en el Supremo un incidente de nulidad contra el auto de los magistrados Francisco Monterde, Alberto Jorge Barreiro y Miguel Colmenero.

Si el Constitucional tampoco ampara a Junqueras, el siguiente paso será acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) para “internacionalizar el conflicto”, explican fuentes cercanas al diputado electo de ERC. Lo cierto es que el duro auto del Tribunal Supremo –acordado por unanimidad por tres jueces de la Sala Segunda- ha sido un varapalo para el ex vicepresidente del Govern cesado que ve cómo su estancia en la cárcel se prolonga sine die y sus ruegos por la libertad caen en saco roto.

Junqueras “incitó” a la violencia

En la resolución, los magistrados recalcaron que ni en España hay “presos políticos” ni se puede sostener que Oriol Junqueras desconociera que con sus acciones estaba cometiendo un acto “gravísimo” en un Estado de Derecho.

La Sala de Apelación recalcó que si bien no consta que Junqueras haya participado ejecutando personalmente actos violentos concretos, ni que diera órdenes directas en tal sentido “mediante la defensa pública de la independencia unilateral y fuera de toda consideración y respeto a la ley vigente en el Estado del que Cataluña forma parte” el preso incitó a los ciudadanos a desobedecer al Tribunal Constitucional y a movilizarse sabiendo que había una “alta probabilidad” de que hubiera enfrentamientos en los que apareciera la violencia.

Por otro lado, sobre la afectación de su situación de prisión a su derecho a participar en elecciones y en el proceso político, el Alto Tribunal destaca que este último es un derecho básico en democracia, pero que su efectividad no puede dejar sin efecto las consecuencias propias de un proceso penal, menos aún cuando se incoa imputando delitos muy graves.

En definitiva, el tribunal explica que el ejercicio de algunos cargos políticos no supone la impunidad. Además, recuerda que Junqueras ya sabía cuando concurrió a las elecciones que existía este proceso penal y que ello podría limitar su actividad política en algún aspecto.