Lucía Serredi Gianfaldoni, la paisajista toscana que reformó el jardín de la vivienda de Ignacio González, asegura que fue la esposa del ex presidente de la Comunidad de Madrid quien «personalmente» le abonó los trabajos realizados y que lo hizo en varias entregas: «Me pagó la señora en efectivo en su casa», detalla.

Así lo ha explicado a El Independiente Serredi Gianfaldoni, que semanas atrás prestó declaración en calidad de testigo ante la Guardia Civil en el marco de la instrucción del caso Lezo. El Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional investiga si una empresa adjudicataria del Canal de Isabel II -la constructora Dragados (ACS)- corrió en el año 2006 con los gastos del arreglo del jardín en el chalé del matrimonio González-Cavero en el distrito madrileño de Aravaca como contraprestación por su participación para que le concedieran un contrato.

La citación policial se producía después de que, en un informe fechado el pasado 24 de noviembre y que obra en las actuaciones, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detallara el hallazgo de «dos facturas o similar» en la vivienda de Ignacio González durante el registro practicado el pasado mes de abril y que podría corresponder a «honorarios emitidos por el ajardinamiento de la parcela del domicilio del matrimonio investigado». Las facturas suman 27.000 euros y tenían «como destinatario a Dragados», filial del grupo -ACS- al que el Canal de Isabel II encargó las obras de construcción del campo de golf construido en el distrito de Chamberí.

Lucía Serredi ya ha declarado como testigo ante la Guardia Civil, que investiga si el arreglo del jardín en la casa del ex presidente madrileño lo pagó Dragados

Según los investigadores, esas facturas fueron emitidas por la «famosa paisajista» Lucía Serredi, cuyo testimonio en sede judicial ha solicitado la Fiscalía Anticorrupción a fin de esclarecer «aspectos relacionados con los trabajos» realizados en la vivienda. Tras la petición del Ministerio Público, el magistrado de refuerzo Diego de Egea acordó el pasado 27 de diciembre que se le citara, habiendo declarado ya ante la Guardia Civil pero no ante el juez.

En conversación telefónica con este diario, la paisajista corrobora la versión de Ignacio González de que no fue Dragados quien le abonó esos trabajos al asegurar que era la esposa del ex alto cargo quien le pagó a ella por los mismos, que cobraba en la casa de éstos y que fue en varias entregas. «No hay nada raro», indica Serredi, que elude revelar el importe de aquellos trabajos por respeto al cliente.

La paisajista detalló que había sido contratada como profesional de la jardinería por dos arquitectos a los que habían encargado una obra de reforma para el Canal de Isabel II en sus instalaciones de Plaza de Castilla. «Yo les hice el jardín y cuando Esperanza Aguirre e Ignacio González [entonces presidente de la empresa pública de gestión del agua en la Comunidad de Madrid] vinieron a inaugurarla les gustó mucho. Fue cuando el señor González me preguntó que cuánto podría yo cobrarle por hacerle el jardín de su casa», explica.

La defensa de Ignacio González asegura que los trabajos los terminó haciendo otra empresa y que se pagaron mediante transferencias bancarias

La defensa de González asegura que lo que los agentes de la UCO encontraron realmente durante el referido registro no fueron facturas sino meros «presupuestos» en los que la citada paisajista detallaba que, en caso de aceptarse, subcontrataría los trabajos a Dragados. González sostiene que dicho presupuesto no fue aceptado y que la reforma la ejecutó finalmente otra empresa -Agropark SA- que «facturó sus servicios el 3 de octubre de 2006 y los cobró, por transferencia bancaria, el 19 de octubre de 2006». El importe ascendió finalmente a 14.980,67 euros.

Una de las transferencias abonadas por la reforma del jardín en el chalé del matrimonio González-Cavero.

Una de las transferencias abonadas por la reforma del jardín en el chalé del matrimonio González-Cavero.

Otra de las transferencias a la empresa Agropark por parte de la esposa de Ignacio González.

Otra de las transferencias a la empresa Agropark SA por parte de la esposa de Ignacio González.

¿Cuál fue entonces el papel de Lucía Serredi? «La interiorista cobró de mis clientes por el asesoramiento en relación con el diseño del jardín, pero nada desde luego por la ejecución de las obras o la intervención de esa tercera empresa», asegura el abogado de Ignacio González a preguntas de este periódico.

Pérgola y cipreses

La paisajista recuerda que, además de una plantación perimetral y de cipreses de pequeño porte, la actuación incluyó igualmente la instalación de una pérgola cuadrada «delante de la cocina para poder comer». «No había sitio porque [el terreno, de unos 300 metros cuadrados] era pequeño», recuerda.

Según se detalla en la factura emitida por la empresa Agropark, el trabajo incluyó la instalación de iluminación y red de riego y el suministro de 25 variedades, entre árboles, arbustos, flores de temporada y cubresuelos que requirieron la utilización de 12 sacos de tierra de 50 litros cada uno.