El Ministerio del Interior ha desplegado un dispositivo policial para detener a Carles Puigdemont en caso de que el ex presidente de la Generalitat de Cataluña -fugado a Bruselas hace casi tres meses para evitar su detención por su responsabilidad en los preparativos del referéndum de autodeterminación y la posterior declaración unilateral de independencia- regresara a España para participar en el debate de investidura.

Según ha avanzado la Ser, la Guardia Civil ha movilizado desde Sevilla a un centenar de agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), fundamentalmente en la frontera con Francia ante la sospecha de que pueda viajar por carretera. Las fuerzas de seguridad contemplan otras opciones y ha reforzado los controles, como demuestra el hecho de que agentes se personaran el pasado domingo en el aeródromo barcelonés de Sant Fruitós de Bagés.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha evitado este miércoles dar detalles sobre el operativo de detención de Puigdemont en cumplimiento con el mandato del juez del Tribunal Supremo que investiga a los organizadores del procés. «Los dispositivos policiales están por un lado diseñados y luego ejecutados, pero nunca contados», ha justificado.

La Guardia Civil moviliza a un centenar de agentes en la frontera con Francia ante la posibilidad de que pueda regresar por carretera a Cataluña

Zoido ha respondido de esta forma al ser preguntado por la prensa en los pasillos del Congreso antes de explicar la gestión de su departamento en la nevada que colapsó la AP-6 el pasado 6 de enero. «Los dispositivos no se cuentan, el ministro no cuenta ningún dispositivo».

El titular de Interior aseguró este martes en una entrevista en ‘Espejo Público’ de Antena 3 que las Fuerzas de Seguridad del Estado están aportando información a la Fiscalía y realizan seguimientos sobre el ex presidente catalán desde que se fugó a Bélgica el 30 de octubre, horas después de entrar en vigor el artículo 155 de la Constitución, para evitar que «pueda cruzar la frontera en helicóptero, en barco o en un maletero de un coche».

«Ni en el maletero del coche»

El ministro confirmó que se había diseñado un dispositivo para evitar que Puigdemont burlara a la Justicia y pudiera ser investido como presidente por el Parlament. «Estamos diseñando un dispositivo para que eso no pueda pasar», dijo.

Zoido habló de controles en aeropuertos y en fronteras marítimas y terrestres, ya que estaban «muy preocupados» por la posible entrada del ex presidente en un maletero de un coche. «Vamos a procurar que no pueda entrar ni en el maletero del coche», enfatizó.