La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reprochado este lunes al Gobierno que el artículo 155 de la Constitución no se activara antes en Cataluña. «Si el 155 se hubiera aplicado antes, habríamos evitado capítulos bochornosos», ha asegurado la presidenta andaluza, durante una entrevista concedida a Los Desayunos de TVE.

La dirigente socialista ha subrayado que, de haber puesto en práctica antes el artículo 155, España se habría «ahorrado» capítulos desagradables, especialmente la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre. Díaz ha manifestado que aplicar el 155 antes del 1-O habría sido menos «doloroso» para la sociedad catalana y habría evitado desgaste a la imagen del Estado.

La posición de Susana Díaz supone un desmarque respecto a la de Pedro Sánchez, que hasta el último momento trató de evitar la intervención del Estado sobre la Generalitat. El secretario general del PSOE fue reticente a la activación del 155, en la misma línea del líder del PSC, Miquel Iceta, que maniobró durante semanas para convencer a Puigdemont de la necesidad de convocar elecciones.

En el consenso político alrededor del 155, plasmado finalmente tras la DUI del 27 de octubre, jugó un rol decisivo el rey Felipe VI, que convenció a los partidos de la necesidad de actuar conjuntamente. Pese a todo, la posición del PSOE de Pedro Sánchez fue en todo momento la de retrasar la aplicación del 155 y ponerlo en marcha en una versión suave, que no incluyera, por ejemplo, el control sobre TV3 y los medios públicos de la Generalitat.