La situación en las carreteras españolas es extraordinariamente complicada este lunes y los pronósticos no mejoran para las próximas horas. En el centro de la península, tras la reapertura de la AP-6, las emergencias aconsejan no circular en las carreras del norte de Madrid con vehículo privado. Asímismo, la Dirección General de Tráfico insiste en que no se circule por el carril izquierdo de la M-40, la vía de circunvalación que rodea la capital, ya que está completamente lleno de nieve. También hay avisos en otras vías principales de la ciudad, como la M-45, M-50 y la A-5, aunque la circulación con precaución es posible en todas ellas.

En la propia AP-6, la circulación sigue siendo muy complicada. El pavimento es deslizante y está restringida la circulación de camiones y vehículos articulados.

Además, el aeropuerto de Barajas ha cerrado dos pistas y se ha visto obligado a retrasar 105 vuelos, por el momento.

Con información actualizada en la mañana de este lunes, 332 carreteras y puertos de montaña están afectadas por la nieve y el hielo, 44 de ellos cortados y en 114 es preciso el uso de cadenas, según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La AP-6 ha permanecido cortada desde las 8 de la mañana por accidentes debidos al estado de la calzada. Una vez retirados los obstáculos, el hielo ha seguido impidiendo la circulación durante más de tres horas. La autopista de peaje ha sido finalmente reabierta pasadas las 11 de la mañana. La AP-51 y la AP-61, que unen la AP-6 con Ávila y Segovia, también han reabierto al filo de las 10 de la mañana.

Durante la mañana se ha recomendado utilizar la Nacional VI como alternativa, pero la situación es muy complicada en toda la zona cercana a la sierra de Madrid. En la N-VI, de un carril por sentido, el tráfico avanza aunque con importantes retenciones y con visibilidad reducida.

Las nevadas se debilitan

La nieve, que durante las últimas horas ha cubierto media España, comenzará a debilitarse en las próximas horas para dar paso a un ambiente gélido, con mínimas que descenderán hasta los 5 y 10 grados bajo cero, dependiendo de las zonas.

Desde mañana, las nevadas quedarán restringidas a menos provincias y acumularán una precipitación menor, ha avanzado a Efe Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien ha recalcado que el frío «muy intenso» dominará prácticamente toda la península a lo largo de la semana.

A partir del miércoles, la localización del anticiclón al norte de las Azores y de las bajas presiones en el Mediterráneo propiciarán la continuidad de viento del norte sobre toda la península y las Islas Baleares, provocando incluso un día más frío que los anteriores.