El Gobierno ha presentado la candidatura del ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, a la Vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) para sustituir a Vitor Constancio en el cargo, tras más de seis años dirigiendo la cartera de Economía en el Ejecutivo español. El acuerdo se concretó tras la conversación que mantuvo en la tarde de este martes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, según ha podido saber El Independiente.

El Ministerio de Economía ha confirmado en un comunicado la candidatura de De Guindos el mismo día en el que concluye el plazo (a las 17.00 horas) que tienen los Estados miembros para presentar sus aspirantes al puesto para sustituir en la Vicepresidencia del BCE al portugués Vitor Constancio, cuyo mandato finaliza el 31 de mayo de este año.

Moncloa pone en valor la figura de Guindos como «fundamental» no sólo para la recuperación de la economía española sino, también «para garantizar la supervivencia del euro». Considera el Gobierno que ha sido «un actor decisivo en el saneamiento del sistema financiero y en el desarrollo de la Unión Bancaria Europea» además de un «sólido» embajador de la economía española en los mercados internacionales y modernizador de nuestras estructuras económicas, según subrayan fuentes gubernamentales.

Y ante sus críticos, arguyen que, además de ser uno de los ministros de Economía más reconocidos, «tiene una cualificación y experiencia fuera de toda duda». Respeto a su sustituto, las fuentes gubernamentales consultadas señalan que «hay tiempo» antes de nombrar al nuevo titular de tan importante cartera, habida cuenta del proceso que se abre ahora en las instituciones europeas. Se tratará del primer ajuste de Gobierno de la presente legislatura.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

De Guindos se había mostrado en las últimas semanas «convencido» de que España iba a obtener la posición en el Comité Ejecutivo del BCE, si bien no había aclarado si sería él el aspirante español al puesto, a pesar de que su nombre era uno de los que más sonaba para acceder al cargo.

De hecho, el martes destacó que había unas «elevadísimas probabilidades» de que el puesto sea para España, y resaltó que la situación actual de España es «completamente» diferente a la de 2012, cuando el país perdió su puesto en la cúpula del BCE. «El objetivo de todos debe de ser que España vuelva al BCE porque va a tener que tomar decisiones muy importantes y siempre es fundamental tener presencia en los organismos internacionales», agregó.

El proceso de selección

Tras concluir el periodo de presentación de candidaturas, la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo mantendrán reuniones a puerta cerrada con los candidatos a ocupar el puesto, cinco días antes de que el 19 de febero los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) elijan al candidato.

Al día siguiente, 20 de febrero, los ministros de Finanzas de la UE reunidos en el Ecofin emitirán una recomendación del candidato seleccionado por el Eurogrupo.

Finalmente, tras las consultas no vinculantes con el Parlamento Europeo y el BCE los días sucesivos, los jefes de Estado y Gobierno de la UE adoptarán formalmente el nombramiento en una reunión del Consejo Europeo que podría producirse en torno al 22 o el 23 de marzo en Bruselas.

La candidatura de De Guindos a la Vicepresidencia del BCE es el segundo intento del todavía ministro español por acceder a un alto cargo a nivel europeo, después que en 2015 oficializase su candidatura para presidir el Eurogrupo, al que final no pudo acceder tras resultar elegido el holandés Jeroen Dijsselbloem, pese a que España tenia apalabrado el respaldo a De Guindos con 27 de los 28 jefes de Estado.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Óscar Puente, ya avanzó que el principal partido de la oposición no apoyará que De Guindos aspire a ocupar la Vicepresidencia del BCE, y en su lugar condicionó el apoyo al Gobierno a que la candidatura tenga un perfil técnico y no política, y a que sea una mujer.

Con la confirmación de la candidatura de De Guindos, el Gobierno debe buscarle un sustituto en la Cartera de Economía. Los principales nombres para sustituirle son Fernando Bécquer, actual director corporativo de Iberdrola, pero con un currículum político a sus espaldas; la actual minsitra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y el responsable de Energía, Álvaro Nadal.