La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha salido del Tribunal Supremo sin medidas cautelares tras declarar ante el juez Pablo Llarena por su participación en el proceso independentista catalán. A diferencia de Marta Rovira, que también ha comparecido este lunes y para quien el juez ha solicitado una fianza de 60.000 euros, Pascal ha salido sin ningún tipo de medida cautelar dado que ninguna de las acusaciones -ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado y tampoco el partido VOX- las ha solicitado.

Según informan fuentes jurídicas a El Independiente, la imputada ha enfatizado que la declaración unilateral de independencia era meramente política y no tenía efectos jurídicos. De la misma forma, durante el interrogatorio, Marta Pascal ha señalado que le «disgusta» la violencia y que no apoya ningún acto violento.

Pascal ha comenzado a declarar minutos después de las 12.30 horas y ha permanecido alrededor de una hora ante el magistrado. En su intervención, ha señalado, al igual que Rovira, que la Declaración Unilateral de Independencia fue un acto simbólico sin valor jurídico. No ha reconocido reuniones fuera de la actividad parlamentaria relacionadas con el «procés».

La coordinadora del PDeCAT ha salido del Tribunal Supremo sin hacer declaraciones ante los medios. El juez imputó hace semanas a un amplio grupo de dirigentes integrados en el comité estratégico en el que se apoyó el proceso independentista, entre ellos Pascal y Rovira, a las que citó para este lunes.

Artur Mas está citado el martes junto a Neus Joveras (ex presidenta de la Asociación de Municipios para la Independencia) y Anna Gabriel el miércoles 21 después de que el juez accediera a retrasar su declaración, prevista inicialmente para el pasado día 14. No obstante la comparecencia de Gabriel es un misterio habida cuenta de que se halla en Ginebra (Suiza) y que no será hasta el martes cuando la CUP informe de la estrategia a seguir de la ex diputada de cara a su presencia o no ante el Supremo.