Los socialistas catalanes apoyarán mañana la petición de un pleno extraordinario anunciada por Ciudadanos para desbloquear la investidura catalana. Así lo ha confirmado hoy el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, quien ha lamentado además las críticas de los Comunes a su partido, al que atribuyen tibieza en la defensa del modelo de inmersión lingüística catalán.

Salvador Illa ha afeado a la líder de C’s, Inés Arrimadas, que informara de la petición del pleno por wasap y tras hacerlo público ante la prensa al primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Pero ha confirmado su apoyo a ésta y «cualquier iniciativa que sirva para desbloquear» la investidura en Cataluña.

Arrimadas anunció el pasado viernes la intención de su partido de solicitar en la reunión de la Mesa del Parlament de mañana la convocatoria de un pleno extraordinario que fuerce a los partidos independentistas a aclarar sus objetivos políticos y su programa de cara a la investidura. Con sus 36 diputados el Grupo de Ciudadanos tiene potestad para solicitar ese pleno en solitario, pero corresponde al presidente del Parlament, Roger Torrent, decidir la fecha de la convocatoria. Torrent, por tanto, podría posponer esa convocatoria a la investidura.

Illa ha advertido, en este sentido, de que la ronda de comparecencias de líderes independentistas ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena prevista esta semana no debe condicionar el calendario político catalán, y ha insistido en la urgencia de desbloquear el normal funcionamiento institucional de la Generalitat y el Parlament renunciando a la investidura de Carles Puigdemont.

Bronca por el castellano en la escuela

El número dos del PSC ha respondido, por otro lado, a las acusaciones de CeC sobre la supuesta tibieza socialista en defensa de la inmersión lingüística y ha reclamado a la portavoz de los Comunes, Elisenda Alamany «que hable con Lluís Rabell y Joan Coscubiela -líderes de las confluencias de izquierdas en la pasada legislatura- para que le aclaren la postura del PSC en este terreno, porque al parecer no la conoce».

Alamany ha pedido al PSC claridad en la defensa del modelo catalán y le ha exigido una rectificación tras incluir en sus listas a un miembro destacado de Sociedad Civil Catalana (SCC), Alex Ramos, a los que ha acusado de ser los inventores de la casilla del castellano. Una crítica a la que Illa ha respondido que los socialistas catalanes siempre han sido claros en «la defensa del modelo catalán, el rechazo a la segregación por la lengua» y su oposición a que se utilice el 155 para modificar el actual modelo educativo.

Libertad de Marta Rovira

El secretario de Organización del PSC se ha felicitado también por la decisión del juez Llarena de no dictar medidas de prisión para la número dos de ERC, Marta Rovira «desde el respeto a las decisiones judiciales», Illa se ha referido además a la declaración de Rovira, en la que ésta habría asegurado ante el juez que el 1-O pidió a Carles Puigdemont que suspendiera el referéndum para evitar enfrentamientos con la policía.

«Pensamos que el 1-O no debería haberse celebrado un referéndum que no tenía garantías, fue un error» ha señalado Illa, «si Rovira pidió que no se llevara acabo no entendemos que Puigdemont no le hiciera caso» ha concluido.