Política PODEMOS

La líder de Podemos Sevilla tras los ceses municipales: "Nos merecíamos algo más"

Más de 700 secretarios generales de Podemos a nivel municipal perdieron su cargo sin que se lo comunicaran por el reglamento de Echenique

La ex secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez, en un mitin de partido.

La ex secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez, en un mitin de partido.

Begoña Gutiérrez (Sevilla, 1975) fue elegida secretaria general de Podemos Sevilla el 2 de enero de 2015. Tres años después y con unas municipales, unas autonómicas y dos elecciones generales de por medio, ha dejado de serlo sin que medie palabra alguna por parte del partido a nivel estatal. El pasado 2 de enero, en el tercer aniversario de su elección, la formación en la capital andaluza se disolvió automáticamente por el nuevo reglamento impulsado por Pablo Echenique, el secretario de Organización de Podemos. Esta nueva norma desmanteló el 90% de la estructura municipal de Podemos y dejó sin estructura de partido a cientos de ciudades, que están a la espera de unas primarias que dejen atrás el vacío político con el horizonte puesto en las municipales de 2019.

Madre, jurista, diputada autonómica y ex secretaria general del partido en la capital andaluza, Gutiérrez es la voz que habla por los más de 700 secretarios generales de Podemos en pueblos y ciudades que han perdido su cargo sin que nadie del partido se lo haya comunicado.

Más de un mes después de aquel giro, la dirigente reconoce la decepción final de esta última etapa. «Me hubiera gustado un ‘hasta luego, gracias». Apela directamente a quienes trabajaron por Podemos desde el principio a quienes consiguieron que en un año y medio, en el 26J, Podemos consiguiera 214.244 votos en la provincia de Sevilla. «Podemos Sevilla ha estado tres años funcionando sin tener a una persona contratada. Todo lo que hay es fruto del trabajo altruista de quienes han aportado su esfuerzo, su conocimiento y su tiempo».

Pregunta.-¿Cómo llegó la noticia del cese fulminante de toda la dirección municipal?

Respuesta.- Recibo la llamada de una periodista y me comenta que qué me parece el cese que se había producido. Yo no había recibido ninguna comunicación oficial al respecto y me sorprendió muchísimo porque una decisión de ese calado tendría que haberse comunicado oficialmente a los que llevábamos tres años trabajando.

P.- ¿Nadie de Podemos le informó de que ya no era secretaria general de Podemos Sevilla?

R.- No. En la rueda de prensa del secretario de Organización, Pablo Echenique, vimos que el grupo del consejo ciudadano y los secretarios generales municipales habíamos sido cesados y que los únicos órganos válidos son los círculos. A los poco días comprobamos que nuestras cuentas de email corporativo las teníamos bloqueadas. Todo lo que teníamos ahí lo perdimos. A día de hoy y hasta que nos cortaron las comunicaciones no hemos recibido ningún aviso oficial.

P.- ¿Contactó con Podemos estatal para obtener información?

R.- Me puse en contacto con la Secretaría de Organización Estatal para preguntar si esto era realmente cierto y me confirmaron que sí, que ya no estábamos en activo. Ninguna explicación más, fueron escuetos. Lo que pedí sin éxito fue hablar con Echenique, con la intención de que me diera alguna explicación para poder trasladarla porque se generó una cierta incertidumbre entre los círculos.

P.- ¿En qué situación queda ahora Podemos a nivel municipal?

Después del trabajo de implantar territorialmente un partido que nace de la nada, y acaba así»

R.- Esto ha sucedido en todas los municipios excepto en las pocas excepciones donde habido asamblea. No sé cuál es el plan. No puedo dar motivos porque nadie ha dado ninguna explicación. No sé a qué obedece esta situación. Lo lógico hubiera sido seguir en funciones para cubrir las necesidades más básicas y que luego se hubiera elegido el nuevo órgano de dirección. Ahora mismo, después del trabajo que nos ha costado hacer un partido que nace de la nada, de implantarlo territorialmente, de todo el esfuerzo que ha puesto la militancia y acaba así… Me preocupa especialmente el tema de la militancia. Cuando empecé a recibir mensajes de compañeros que preguntaban qué pasaba,  como ex secretaria general me gustaría haber tenido más  instrumentos para poner a su disposición.

P.- ¿A qué atribuye que las cosas se hayan hecho así?

R.- Lo desconozco. No me gusta opinar sobre posibles hipótesis y no sé cual es motivo para tomar una decisión así.

P.- ¿Cómo prevé el camino a las elecciones sin organización municipal?

R.- El camino es incierto. No se sabe cómo será. No sé si Podemos Andalucía será capaz de encauzar esto de cara a las municipales para que los equipos humanos puedan vehicular ese trabajo. A nivel municipal ahora mismo no hay órgano de dirección legitimado para decisiones políticas. Mientras esta asamblea ciudadana tenga lugar no sé si esto dependerá del consejo ciudadano autonómico por ser el órgano superior.

P.- ¿Hay algún horizonte temporal para renovar los órganos?

La incertidumbre ha generado suspicacia en la militancia; pensábamos que habría una transición o algo más estudiado»

R.- Las últimas informaciones eran que nos quedábamos en funciones hasta que se abrieran tres tandas de primarias para los distintos territorios. Ahora mismo la incertidumbre de qué es lo que va a pasar es lo que más suspicacia ha generado entre la propia militancia. Nosotros éramos conscientes de que en tres años se acababa el mandato y que a los tres años finalizaba, pero entendíamos que nos íbamos a quedar en funciones y que no iba a ser inmediata. Pensábamos que iba a haber un relevo, un periodo de transición de una manera más rápida en el tiempo o más estudiada. Ahora este espacio se queda vacío y la organización estatal tendrá que tomar las decisiones pertinentes para volver a los municipios. Si algo he aprendido es que la política municipal es la más cercana de la política, donde hay más contacto con los militantes. Tendrán que dar una respuesta cuanto antes, es lo que me gustaría a mí como militante.

P.- ¿Puede pasar factura este vacío?

R.- Hay errores que hemos cometido que tienen que ser enmendados pronto. Quizá  sean fruto de ese partir de cero, de esa inexperiencia. No sé si van tanto a pasar factura como a generar climas de incertidumbre o inseguridad, de que nadie sepa a quién tiene que recurrir. Eso no es bueno, pero no solo para un partido político, sino para ninguna organización. Si las cosas se hubieran quedado así un mes o un mes y medio hasta las elecciones del siguiente órgano todavía, pero cuando las formas son como han sido y se genera esa incertidumbre…No lo sé.

Todo el trabajo y toda la ilusión se merecen algo más», señala la ex líder de Podemos Sevilla

Lo que más me preocupa es que todo el esfuerzo que hemos puesto en volcarnos territorialmente. Recalco el papel que tenemos las madres, que hemos llevado a niños a asambleas, reuniones, y todo era con un único objetivo, no solo implantar Podemos territorialmente, sino sacar músculo y tener una organización fuerte para los próximas procesos electorales. Hay cosas que hay que mejorar. Los que hemos tenido la oportunidad de ser protagonistas de este hito histórico nos hemos cargado de ilusión, que ha sido el motor fundamental para llegar a todos los territorios. Todo ese trabajo y esa labor se merecen algo más.

P.- Como primera secretaria general de Podemos Sevilla, ¿cómo valora el papel de la mujer en Podemos?

R.- Nos queda mucho por hacer en el tema de igualdad. En una organización como la nuestra, y más ahora que vamos a la huelga feminista del 8 de marzo, el papel de la mujer tiene que ser más relevante y tiene que estar mejor atendido. Si damos la lucha por la igualdad, la tenemos que tener en todas partes. La vida en política como mujer no es fácil, tenemos muchas cosas en contra. Partimos con desventaja.

Me hubiera gustado sobre todo rendir cuentas y poder despedirme de la militancia»

Esta es una carencia generalizada. Las mujeres que nos consideramos feministas tenemos que pelear por esa igualdad y en nuestra organización con más motivo. Me consta de compañeras que no han podido atender los compromisos del partido por la vida familiar. Me gustaría que se atendieran más esos cuidados y se tuviera más en cuenta nuestro papel porque somos un capital clave. En Andalucía por ejemplo fuimos tres mujeres a las primarias y ha sido de los procesos internos más limpios y honestos de Podemos.

P.- ¿Qué balance hace? ¿Es el final que esperaba?

R.- No me ha gustado el final. Me hubiera gustado un “hasta luego, gracias”. Pero no a mí en calidad de secretaria general, porque solo era la cara que representaba el  proyecto de Podemos en Sevilla. Me hubiera gustado un “hasta luego, gracias” a todas las personas que han tenido voluntad de trabajar y a todo el esfuerzo en dar forma y vida a esta organización de forma altruista. Nuestra recompensa era recoger votos para este partido. Mi opinión es que se lo debemos a nuestra gente por encima de todo. Me hubiera gustado sobre todo rendir cuentas. Poder despedirme de la militancia.

Comentar ()