La titular del Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, la magistrada Carmen Lamela, ha acordado citar para declarar como investigados -es decir, como imputados- próximo día 9 de marzo al exdirector de los Mossos d’Esquadra Pere Soler y al ex secretario general de Interior César Puig i Casañas, en el marco de la causa en la que se investigan los hechos acaecidos los días 20 y 21 de septiembre y 1 de octubre del pasado año en Cataluña.

En un auto, la instructora atiende a la solicitud de la Fiscalía de la Audiencia Nacional en la causa que se sigue por unos hechos que revisten los caracteres de dos delitos de sedición del artículo 544 del Código Penal sin perjuicio de ulterior calificación y, en particular, como constitutivo de otro de organización criminal del artículo 570 bis.

 El Ministerio Público explicaba en la denuncia presentada a Lamela que se ha podido constatar que la inacción de los Mossos el 1-O «siguió la pauta anunciada previa y públicamente por los responsables políticos Joaquín Forn -exconsejero de Interior que se encuentra en prisión-, Pere Soler Campins, director de los Mossos, y en la medida correspondiente César Puig».

Los datos del Cesicat, al TSJC

El teniente fiscal de la Audiencia, Miguel Ángel Carballo, destacó en el citado escrito que mientras Soler y el ex mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero «se vieron en la obligación de transmitir la sensación» de que acatarían la orden de cerrar los centros de votación el 1-O aunque «en realidad no tenían la más mínima intención de hacerlo».

El fiscal entendía que ambos actuaron de «correa de transmisión de las instrucciones» de los responsables políticos «ordenando ejecutar o abstenerse de las órdenes judiciales y del cumplimiento de la Ley».

Además, la juez acuerda también levantar el secreto de sumario de la pieza en la que se investiga el intento de los Mossos de destruir pruebas quemándolas en una incineradora, y decide enviar al TSJC, como pedía la Fiscalía, la parte correspondiente a la vertiente política de estas actuaciones y que afecta al CESICAT, «pretendido CNI catalán».

Por otro lado, la magistrada Lamela rechaza incorporar a la causa la agenda intervenida al ex número dos de Oriol Junqueras, Josep María Jové.