El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha afirmado este jueves que Carles Puigdemont ha renunciado a ser presidente de la Generalitat «forzado por la perseverancia del Gobierno de España, las instituciones democráticas del país y el PP».

Por su parte, el Gobierno ha subrayado hoy que el hecho de que Carles Puigdemont haya asumido que no va a ser presidente de la Generalitat ha sido posible gracias a la determinación del Ejecutivo de utilizar todos los recursos a su alcance para impedir esa «burla» a la legalidad vigente.

Fuentes del Ejecutivo han hecho estas consideraciones después de que Puigdemont haya anunciado que renuncia a su investidura y haya propuesto a Jordi Sánchez, número dos de su lista y en prisión preventiva, como candidato a president. Sin entrar a comentar esa candidatura en concreto, el Ejecutivo precisa que Cataluña necesita tener cuanto antes un presidente de la Generalitat en condiciones de gobernar y atender debidamente a la gestión de los asuntos que interesan a los ciudadanos.

Respecto al resto del discurso de Puigdemont, las fuentes citadas señalan que no hay más comentario que hacer salvo que el Gobierno seguirá velando por el respeto a la legalidad, incluido el uso correcto del dinero público. «Un fugado de la justicia no va a vivir a costa del erario», han recalcado en referencia a la situación de Puigdemont.