Política

Un empleado del Sevilla dice a la juez que el presidente falsificó la firma de un socio fallecido

logo
Un empleado del Sevilla dice a la juez que el presidente falsificó la firma de un socio fallecido
José Castro, presidente del Sevilla FC.

José Castro, presidente del Sevilla FC e investigado por posible administración desleal y falsedad documental. EP

Resumen:

Un empleado del Sevilla FC ha reconocido este jueves ante la juez que investiga al presidente del club que José Castro falsificó en su presencia la firma de un accionista que había fallecido 11 años antes para inscribir a su nombre tres títulos que poseía aquél. El mandamás nervionense figuró en el libro-registro de la entidad como titular de dichas acciones durante 129 días.

Javier Jesús F. S. ha declarado en calidad de testigo ante la titular del Juzgado de Instrucción 11 de Sevilla, que investiga al presidente sevillista por la posible comisión de delitos de administración desleal y falsedad documental. Integrante del departamento de gestión del club desde hace cinco años, el trabajador era accidentalmente el encargado de tramitar los cambios de titularidad de las acciones cuando tuvo lugar el episodio que ahora trata de esclarecer la magistrada Cristina Loma.

A preguntas de la instructora, el testigo ha relatado que el 13 de diciembre de 2016 -en vísperas de la celebración de una junta de accionistas- Castro le indicó que quería que cambiara la titularidad de unos títulos y que, al revisar los contratos, se percató de que había acciones endosadas a las que les faltaban las firmas y los DNI de las partes.

El testigo ha indicado que el 10 de enero de 2017 quedó emplazado con el dirigente “para arreglar la documentación” que faltaba en relación a dos paquetes de acciones que habían pertenecido a Ángel López Hernández y a Ángel García. En aquel encuentro le hizo ver que “en ambos expedientes faltaba el endosamiento” y que “no existía ninguna documentación respecto a estos expedientes que acreditara la firma del endosamiento”. La respuesta de Castro fue que “debía hacer o elaborar un contrato de compraventa de las acciones” y, “a los cinco minutos”, le entregó “la firma del endoso de las acciones de Ángel García pero no de Antonio López”.

Cuando el hoy testigo le dijo al mandamás que dichas acciones no contaban con el endoso, Castro “estampó en el título de Antonio López dos firmas, una la suya propia y otra distinta que ponía ‘Antonio López”. A preguntas de la acusación particular, ejercida por el abogado y accionista minoritario Agustín Martínez, Javier Jesús F. S. ha insistido en que “vio cómo lo firmaba” el presidente del Sevilla, sin poder apreciar cómo estampó el DNI.

Título acreditativo de la acción que investiga la juez Cristina Loma.

Firma presuntamente falsificada por el presidente del Sevilla en el anverso de una acción.

Las acciones bajo sospecha son las comprendidas entre la 39.850 y la 39.852, de las que era titular un vecino de San José de la Rinconada (Sevilla) -Antonio López Hernández- fallecido hace más de 12 años. Este aficionado sevillista murió en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla el 12 de julio de 2005.

Libro registro de acciones

En un escrito enviado al juzgado el pasado 9 de noviembre, el director general y secretario del consejo de administración del Sevilla FC, José María Cruz de Andrés, reconoció que dichas acciones estuvieron inscritas a nombre de José Castro en el libro-registro de acciones nominativas de la entidad entre el 13 de diciembre de 2016 y el 21 de abril de 2017, reponiéndose el 21 de abril de 2017 a nombre de D. Antonio López Sánchez [el segundo apellido es erróneo y en su lugar debía aparecer Hernández], ya que “la documentación necesaria para la transmisión de esas acciones y la inscripción de las mismas a favor de un nuevo titular no constaba completa en la Sociedad”.

Durante su declaración, Javier Jesús F. S. ha reconocido que “se quedó sorprendido por las firmas del presidente” y que cuando salió del despacho de éste escuchó cómo Castro “llamó a un tal Emilio”, suponiendo que se trataba del antiguo presidente de la Federación de Peñas (Emilio Romero Romero). Éste, que también ha testificado este jueves, ha explicado que compró las acciones a los herederos de Antonio López y que, “al tener problemas económicos y necesitar dinero”, terminó vendiendo dichos títulos y los que él tenía al grupo ‘Sevillistas de Nervión’ (al que pertenece Castro), entregando toda la documentación “en la secretaría del club”.

El testigo ha dicho que Castro “estampó en el título de Antonio López dos firmas, una la suya propia y otra distinta que ponía Antonio López”

Tras comentárselo a su superior, Miguel Ángel del Nido, Javier Jesús F. S. le indicó que debían hablar con el director general. Y éste le indicó a Del Nido -según ha afirmado este jueves el testigo- que debían “destruir la documentación relativa” a la transmisión a Castro tanto de las acciones de Antonio López como de Ángel García. Finalmente se habría optado por imprimir nuevamente los títulos, a los que se negó el empleado.

Según ha contado, aquella negativa tuvo consecuencias: “a los tres días recibió un correo electrónico” de José María Cruz apartándolo -a él y a dos empleados más, entre ellos Miguel Ángel del Nido- “de la gestión de la tramitación de los expedientes referidos a las acciones del club”. La medida no llegó a consumarse después de que se hubieran puesto los hechos en conocimiento del órgano de cumplimiento del club.

También ha comparecido en calidad de testigo este jueves el otro accionista, Ángel García. Éste se ha ratificado en lo que ya declaró ante la Policía Nacional el pasado 30 de enero y ha insistido que quedó con José Castro “en una cafetería”, en la que le pagó “1.500 euros en metálico y quedó en abonarle 810 euros”. Esa segunda entrega se formalizó el 3 de mayo de 2017.

Otro testigo desmiente la versión del presidente y se ratifica en que Castro le entregó en una cafetería “1.500 € en metálico” por un paquete de acciones

Cuando declaró como investigado el pasado 26 de febrero, José Castro calificó de “sorpresa” conocer que 23 títulos de un accionista llamado Ángel García Sánchez hubieran figurado a su nombre en el libro registro del club. Castro afirmó que “no recuerda haber adquirido ninguna acción a Ángel García Sánchez”, versión que es desmentida completamente por éste.

Como ya declaró ante la Policía, este socio ha reconocido que días antes de comparecer ante los investigadores “recibió una llamada telefónica de una señorita” que se identificó como “una persona del club” para indicarle que “la Policía le iba a preguntar sobre las acciones de la que era titular”.

Extracciones de dinero de la cuenta del club

La titular del Juzgado de Instrucción 11 de Sevilla investiga también a José Castro por extracciones de dinero desde una cuenta del club y por cargar a ésta gastos personales, llegando a adeudarle a la entidad 325.000 euros cuando el fiscal -cuya denuncia dio pie a que la juez Loma incoara diligencias previas y llamara al procedimiento en calidad de investigado al mandatario nervionense- ya investigaba los hechos. Dicha cantidad fue saldada mediante dos cheques bancarios el pasado 15 de septiembre.

Castro asumió la presidencia en diciembre de 2013, después de que José María del Nido se viera obligado a dimitir tras ser condenado a siete años de prisión por el Tribunal Supremo en el caso Minutas. En la actualidad, también forma parte de la junta directiva de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).