La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la organización mayoritaria en el Instituto Armado, ha mostrado este jueves su apoyo a la huelga feminista y ha llamado la atención sobre la “grave desigualdad” que se sigue registrando en el Cuerpo. La agente con rango más alto es una teniente coronel, grado que tienen por contra 230 hombres.

En un comunicado, la junta directiva nacional de la AUGC ha expresado su “posicionamiento favorable a todo mensaje que redunde en combatir todas las formas de violencia y de discriminación contra las mujeres” y ha recordado que las agentes no pueden secundar el paro convocado para este 8-M por el carácter militar de la institución.

La asociación profesional llama la atención sobre la “discriminación añadida” que sufre la mujer en la Guardia Civil, donde aún se está “muy lejos de alcanzarse la integración”. La desproporción es evidente: las féminas (unas 5.000) representan el 6,5 % de la plantilla total (unas 77.000 personas), aun cuando “el porcentaje de aspirantes a las pruebas de acceso es superior al 20 %”.

La asociación mayoritaria dice que el “machismo” en el Cuerpo da lugar a “la existencia de numerosos casos de acoso laboral y sexual en la institución”

Junto a la dimensión cuantitativa de los datos, la realidad permite hacer también una lectura cualitativa: la mujer con mayor rango en la actualidad es una teniente coronel -Cristina Moreno Martínez, que ascendió a finales de 2016- frente a los 230 hombres que lucen las dos estrellas de ocho puntas en sus guerreras.

“Se trata de cifras que dejan claro que el machismo continúa imperante en la Guardia Civil. Una situación que además da lugar a la existencia de numerosos casos de acoso laboral y sexual en la institución contra sus trabajadoras, quienes mantienen un elevado índice de absentismo laboral (11,58%, frente al 6,41% de los hombres), provocado en gran medida por la falta de derechos o su no aplicación; falta de previsión en los turnos de trabajo y falta de evaluación de sus puestos de trabajo en relación a la prevención de riesgos laborales”, denuncia la AUGC.

La Asociación asegura que lleva años demandando a la Dirección General de la Guardia Civil que planifique “una política de igualdad de oportunidades y de conciliación que recoja las necesidades reales y específicas” del Cuerpo, al tiempo que se muestra confiada en la que revindicación que se hace visible este 8-M “no se termine con esta fecha”. “Que se instale de manera permanente en nuestra sociedad y que sirva para concienciarnos de la necesidad de remediar esta secular injusticia que vienen padeciendo las mujeres”, apostilla.