Francia ha trasladado a la cárcel de Mont de Marsan, la más cercana al País Vasco, a tres nuevos presos de ETA. Con estos son cinco los etarras a los que la Justicia francesa ha acercado al centro penitenciario ubicado a menor distancia de la frontera con el País Vasco. Se trata de Jon Salaberria, Josu Urbieta y Raúl Aduna. La medida responde al compromiso adquirido por el Gobierno galo de reducir el alejamiento y la dispersión que se venía aplicando a los cerca de 60 miembros de la banda terrorista que cumplen condena en su país. Los traslados sólo se autorizan si se dan algunos requisitos. Entre ellos, se reclama que los presos no tengan delitos de sangre y que el cumplimiento de su condena esté a menos de dos años de completarse.

Con esta nueva decisión serán cinco los etarras que continúen el cumplimiento de su condena en la prisión de Mont de Marsan, la más cercana a Biriatou, en la región de Las Landas. A los conocidos hoy se suman los hechos públicos el pasado 27 de febrero de los miembros de la banda, Zigor Garro Pérez y Julen Mendizábal. El primero de ellos fue trasladado desde la prisión de Saint Maur, ubicada a casi 550 kilómetros de la frontera, y en el caso de Mendizábal el traslado se produjo desde la prisión de Osni, en la periferia de París, situada a algo más de 800 kilómetros de la frontera.

Por ahora Francia sólo ha acercado a cinco de los 59 presos de ETA que cumplen condena en el país galo

Entre los nuevos presos que ahora han sido acercados al País Vasco francés destaca el caso de Jon Salaberría. Detenido en 2008 en Burdeos, cumple 12 años de condena por haber formado parte del aparato político y de propaganda de ETA. Cumplía su condena en la cárcel de Alençon, a 830 kilómetros del País Vasco, según ha asegurado hoy el colectivo de familiares de presos de ETA, Etxerat.

Un viejo conocido de la izquierda abertzale

Salaberria es un viejo conocido de la izquierda abertzale. Nacido en San Sebastián en 1969, fue parlamentario por Euskal Herritarrok y Sozialista Abertzaleak en la Cámara de Vitoria a fianles de los 90. En el historial de Salaberria figuran numerosas detenciones y procesamientos por su actividad política y por delitos vinculados a la ‘kale borroka’. Su primera detención se remonta a 1995 acusado de pertenecer a los grupos de apoyo de ETA. Antes que parlamentario, Salaberria fue dirigente de Jarrai, las juventudes de la izquierda abertzale. En 2005 huyó de España y se refugió en Francia, donde fue detenido en una operación de la policía francesa en la que también fueron arrestados Igor Suberviola y Ainhoa Ozaeta, todos ellos condenados por su pertenencia a ETA.

Salaberria fue dirigente de Jarrai, las juventudes de la izquierda abertzale. En 2005 huyó de España y se refugió en Francia,

Durante el juicio celebrado en París en mayo de 2014 alabaron la figura de quien fuera jefe de ETA, Xabier López Peña, ‘Thierry’. Salaberria fue quien recibió la menor pena por parte de la Justicia francesa, 12 años, por ser el lugarteniente de Suberviola, que fue condenado a 16 años. Ozaeta recibió la mayr condena por ser considerada dirigente de ETA, 20 años.

Los otros dos etarras que junto a Salaberria han sido trasladados son Josu Urbieta, condenado por el robo de un coche en 2010 en Francia y que cumple condena de cinco años por ser parte de la logística de la banda. Por último, Raúl Aduna fue arrestado en 2013 en Francia y cumple una condena de siete años. Ambos se encontraban en la prisión de Poitiers Vivonne, a 550 kilómetros de distancia con la frontera.

El acuerdo alcanzado entre los llamados ‘artesanos de la paz’ y los mediadores entre el colectivo de presos de ETA y el Gobierno francés suscitó un gran recelo entre los colectivos de víctimas del terrorismo. Colectivos como Covite, la AVT o la Fundación de Víctimas del Terrorismo mantuvieron encuentros en París con responsables del ministerio de Justicia en el que se les informó de las condiciones y directrices que se seguirían par el acercamiento de presos de la banda. Tras los encuentros todas las organizaciones de víctimas dieron por buena la medida.

LA AVT pide prohibir el homenaje Rey

Por otro lado, la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha reclamado hoy a la Audiencia Nacional que prohíba los actos de homenaje previstos para mañana en Pamplona en recuerdo al etarra Xabier Rey que apareció muerto el pasado martes en su celda. La AVT recuerda a la Audiencia que la manifestación que arrancará a las 17.00 horas de los cines Golem de Pamplona no tiene otro objetivo mas que “enaltecer” la “lucha” de Rey. Recuerda que el etarra fue condenado a 26 años de prisión por almacenar explosivos y armas y por pertenencia a banda armada.

En una nota la AVT pide a la Audiencia Nacional que vele por el cumplimiento del Código Penal y para que no se “vulnere” la ley ni se “menosprecie la dignidad de la víctimas”.