Política Las claves del 'procés'

Los cuatro fiscales de Sala del Supremo eran partidarios de mantener a Forn en prisión

El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar. Imagen cedida por la Fiscalía

El fiscal general del Estado Julián Sánchez Melgar ha actuado este martes por primera vez imponiendo su criterio ante los cuatro pesos pesados de la Fiscalía que investigan el ‘procés’. Ha sido a propósito de la petición de libertad del ex conseller de Interior catalán Joaquím Forn para quien los fiscales de Sala pretendían mantener la solicitud de prisión preventiva y a los que el fiscal general hizo cambiar de criterio por “imperativo legal”.

Según informan fuentes fiscales a El Independiente, el criterio de los fiscales Fidel Cadena, Jaime Moreno, Consuelo Madrigal y Javier Zaragoza sobre la solicitud de excarcelación de Forn era el mismo que el Ministerio Público ha venido manteniendo hasta ahora: debe seguir en situación de prisión preventiva ante el riesgo de reiteración delictiva que existe ya que el hecho que haya renunciado a su acta de diputado no cambia nada. Así lo defendió, de hecho, la Fiscalía en el informe remitido a la Sala de Apelaciones del Supremo sobre la petición de libertad de Forn.

Sin embargo, Sánchez Melgar ha considerado que es relevante que Joaquím Forn haya renunciado a su actividad política a la par que ha considerado que el estar recibiendo un tratamiento médico en prisión  -tras “la aparición de la tuberculina”- hay motivos suficientes para facilitarle su puesta en libertad bajo la condición de que abone previamente una fianza de 100.000 euros.

Lo cierto es que dicha decisión fue comunicada por el fiscal general en la misma mañana de este martes al fiscal Fidel Cadena quien decidió mostrar que defendía ese cambio de criterio por orden expresa de su jefe aunque no lo compartía.

Orden directa de Melgar

Así las cosas, y ante la clara disparidad de criterios, durante la vista oral celebrada este martes en el Alto Tribunal Cadena invocó a la hora de pedir la libertad de Forn el artículo 25 del Estatuto Fiscal para que quedase claro que defendía esa postura por orden expresa de su jefe. Dicho artículo dice que “el Fiscal General del Estado podrá impartir a sus subordinados las órdenes e instrucciones convenientes al servicio y al ejercicio de las funciones, tanto de carácter general como referidas a asuntos específicos. Cuando dichas instrucciones se refieran a asuntos que afecten directamente a cualquier miembro del Gobierno, el Fiscal General deberá oír con carácter previo a la Junta de Fiscales de Sala”.

Fuentes de la Fiscalía explican que, aunque Sánchez Melgar era conocedor de que los fiscales del ‘procés’ estaban en desacuerdo con él, no esperaba que durante la vista se invocara el citado artículo 25 y que se ha sentido «dolido» ante lo ocurrido.

Lo cierto es que el cambio de criterio ha pillado también por sorpresa a los magistrados de la Sala, Alberto Jorge Barreiro, Francisco Monterde y Miguel Colmenero (ponente), que tienen la última palabra sobre la excarcelación de Forn. Fuentes jurídicas consultadas por este medio consideran «poco probable” que el ex conseller sea puesto en libertad en las próximas horas.

Mismo criterio para Sánchez

No obstante, el fiscal general del Estado ha mantenido este martes el criterio seguido con el líder de la ANC, Jordi Sánchez, para el que el fiscal Cadena ha vuelto a pedir prisión incondicional. Sin embargo, durante la vista, su defensa ha señalado que el imputado estaría ahora dispuesto a renunciar a su acta de diputado, o incluso a más aspiraciones políticas, si fuera necesario para no seguir en prisión preventiva y ha argumentado que nunca ha estado en política, sino en la docencia, a la que podría volver. Según sus palabras, Sánchez que lo que quiere es salir en libertad, abrazar a sus hijas, aunque el precio que tenga que pagar sea renunciar a la política.

Además, el todavía diputado de JxCat hizo uso del derecho que le ha concedido el tribunal a la palabra ante la Sala para pedir su libertad afirmando que es un hombre de paz y negando haber ostentado liderazgo carismático alguno en el proceso independentista.

Comentar ()