Pendientes de que Cristina Cifuentes se explique respecto a las sospechas de que sacó dos masters de la Universidad Rey Juan Carlos mediante la falsificación de sus notas, en su entorno aseguran que “la quieren hundir” al objeto de sacarla de la carrera electoral de mayo del año que viene. Tras salir “airosa” este martes de su comparecencia en el Congreso ante la comisión que analiza la financiación del PP, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha desayunado esta mañana con una información de eldiario.es “que le ha dejado alucinada”, aunque aseguran los medios consultados que “se ha mostrado tranquila”.

Los populares señalan a la oposición a Cifuentes, esto es a Podemos e, incluso, a Ciudadanos para quitarse de enmedio a una adversaria electoral potente con la que no quiere medirse el 27 de mayo del año que viene. Estas fuentes no quieren contemplar la hipótesis del “fuego amigo”, que sí se manejó cuando surgió el caso de la concesión presuntamente irregular de la cafetería de la Asamblea de Madrid en cuya decisión intervino siguiendo siempre, arguyó, las indicaciones de los informes técnicos sobre la mejor oferta.

El riesgo del fuego amigo es que te llevas todo por delante”, dicen fuentes populares

“El riesgo del fuego amigo es que te llevas todo por delante. Si piensas en sustituirla quizá ya no haya partido que jugar”, argumentan en conversación con El Independiente. No ha sido fácil. Génova ha preferido guardar silencio y dejar la iniciativa a la Puerta del Sol, que ha solicitado a la Universidad toda la información sobre el expediente académico de Cifuentes “para poder constatar que cuenta con los dos masters que recoge su currículum”, según ha informado Europa Press.

Por su parte, el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha dicho confiar en que quede “todo aclarado”, habida cuenta de que hasta el rector de la Juan Carlos, Javier Ramos, va a dar explicaciones sobre la información de eldiario.es.