El presidente del Parlament, Roger Torrent, reunirá a los presidentes de los grupos parlamentarios quince minutos antes del inicio del Pleno. Torrent atiende así a la petición del líder del PSC, Miquel Iceta, según han confirmado fuentes parlamentarias, quien ha remitido una carta al presidente de la Cámara en la que solicita esta reunión. La decisión de Torrent, no confirmada por Presidencia del Parlament, llega después de la advertencia del Gobierno, que ha recordado que «está obligado a atender» las peticiones de los grupos de suspender el pleno porque la situación procesal del candidato hace imposible que se celebre un pleno con garantías.

Con esta decisión, Torrent evita reunir a la Junta de Portavoces y la Mesa, como había solicitado C’s. Estos son los órganos en los que debería resolverse una eventual suspensión del pleno convocado inicialmente para votar en segunda vuelta la investidura de Jordi Turull, votación que no se llevará a cabo.

C’s y PSC han respondido ya a la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de mantener el pleno de investidura de Jordi Turull convocado para hoy. Ambos partidos han presentado sendas peticiones de suspensión del pleno, que debía sustanciar la votación de la investidura de Turull en segunda vuelta, tras la derrota sufrida el jueves por la abstención de la CUP.

Torrent optó ayer por mantener la convocatoria pese a que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena dictó prisión incondicional para el candidato y los dirigentes independentistas Carme Forcadell, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa, además de Marta Rovira, fugada a Suiza.

C’s recuerda los informes emitidos por los servicios jurídicos del parlament y los pronunciamientos del Tribunal Constitucional, en los que se recordaba la obligatoriedad de que el candidato a la investidura esté presente en el Pleno y se dirija a la cámara para defender su candidatura, y reclama «la inmediata y urgente desconvocatoria de la sesión del Pleno prevista para hoy» para «salvaguardar la plena e íntegra garantía de los derechos y facultades de todos los diputados».

El partido naranja reclama además la convocatoria de la Mesa y la Junta de Portavoces antes de la hora a la que está convocado el pleno «puesto que de lo contrario se cancelaría de facto la facultad de todo grupo parlamentario de conocer la resolución de la cuestión que plantea antes de que una vía de hecho la haga eficaz». Eso es lo que sucedió el jueves, cuando Torrent no atendió la petición de C’s de reunir a la Mesa y la Junta para cuestionar la convocatoria del Pleno de investidura de Turull precipitado por la citación del Tribunal Supremo.

El PSC, por su parte, se refiere también al interlocutoria del Tribunal Constitucional que el pasado enero advirtió contra una investidura telemática o en ausencia del candidato, refiriéndose entonces a Carles Puigdemont, y señala en su petición a las «nuevas circunstancias» que afectan a la investidura y la «forzosa ausencia del diputado que se postula» para pedir la suspensión del Pleno.

Pese a estas peticiones, avanzadas ayer noche, Torrent ha optado por mantener la convocatoria del Pleno, en la que la previsión es que de voz a todos los grupos para debatir la nueva situación creada por las decisiones del Tribunal Supremo y concluya sin votación. Tras la sesión, Torrent dará lectura a una declaración institucional «en defensa de los principios democráticos y los derechos civiles y políticos».