La Comunidad de Madrid ha dicho este miércoles que los documentos que aportó la presidenta regional, Cristina Cifuentes, el 21 de marzo pasado, para acreditar el cumplimiento de los requisitos de su máster, llegaron al Gobierno regional y fueron reenviados a la prensa tal como llegaron desde la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Fuentes del Gobierno regional han señalado a Efe que dichos documentos, que llegaron desde la URJC a última hora del 21 de marzo, fueron incorporados a la documentación remitida por la presidenta Cifuentes a los medios de comunicación ese mismo día.

Según ‘El Confidencial’, al menos dos de las tres firmas de las profesoras que figuran en la presentación del TFM son falsas

Después de que eldiario.es publicara una información según la cual Cifuentes habría aprobado un máster con «notas falsificadas», la presidenta divulgó ese mismo día varios documentos acreditativos de que ella cumplió los requisitos para obtener esa titulación. Uno de estos documentos es el acta del máster que exhibió la presidenta, y que, según publica hoy El Confidencial, fue elaborada horas antes de que eldiario.es publicara las supuestas irregularidades en la concesión del título.

Según El Confidencial, al menos dos de las tres firmas de las profesoras que figuran en la presentación del trabajo final del máster de Cifuentes fueron falsificadas. Además de este acta, el Gobierno de la Comunidad remitió a los medios de comunicación el certificado del pago de las tasas del máster, las calificaciones obtenidas por Cifuentes y un correo electrónico de un profeso solicitando a una funcionaria que modificara dos de las notas, tras un error de transcripción en las actas.

Fuentes de la URJC han asegurado esta mañana a Efe que la investigación, que está encomendada a la jefa de Inspección de Servicios de la Universidad, «sigue su curso» y que hasta que ésta no concluya «no van a trasladar ninguna información a los medios», ya que deben actuar con «total discreción» en una asunto como este.

El rector de la URJC, Javier Ramos, ordenó el mismo 21 de marzo la apertura de un procedimiento administrativo, tratado como ‘Información Reservada’, para «aclarar» lo sucedido en el máster de la presidenta Cifuentes y determinar «las responsabilidades que pudieran existir».