El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saca pecho y ha agradecido a Francia y a Reino Unido su colaboración en el ataque ejecutado esta madrugada contra instalaciones del Gobierno de Siria y ha proclamado “misión cumplida” en relación a esta operación. “Un ataque perfectamente ejecutado, el de anoche. Gracias a Francia y al Reino Unido por su sabiduría y por el poder de sus excelentes ejércitos. No se podía obtener mejor resultado. ¡Misión cumplida!”, ha tuiteado.

De la mano del presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, Trump ha liderado la ofensiva más contundente contra objetivos del régimen de Bashar al Assad desde que estalló la guerra de Siria, dirigida contra su supuesto programa de armas químicas, informa Europa Press.

May y Macron han hablado después de la intervención, para confirmar que, como habían avanzado, también Reino Unido y Francia habían decidido sumarse a esta acción militar. “No se trata de intervenir en una guerra civil”, sino de “un ataque limitado y específico”, ha argumentado la ‘premier’ británica, foco de críticas a nivel interno por actuar sin el apoyo previo de la Cámara de los Comunes.

Tanto May como Macron han insistido en que no se puede tolerar que Al Assad siga utilizando armamento químico, habida cuenta de que, como ha señalado el mandatario galo, representa un “peligro” no solo para el pueblo sirio, sino también para la “seguridad colectiva”. Para Macron, se ha superado “la línea roja”.