El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha admitido este miércoles que tuvo una «charla informal» con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a la que le dijo que sería «buena candidata» para la lista del PSOE en la capital, aunque ha añadido que no se trató de un «ofrecimiento informal» y en la actualidad la «descarta» su candidatura. Según le ha dicho a La Sexta, trabajan en «tener un candidato propio en Madrid que sea socialista». El PSOE aclara ahora además que sus candidatos en grandes ciudades se eligen a través de procesos de primarias, como establece el nuevo reglamento del partido.

Así lo ha aclarado Franco en declaraciones a Onda Cero, después de que esta tarde El País publicara que el secretario regional y Carmena mantuvieron una reunión «en torno al 20 de diciembre» y que la «alcaldesa se mostró favorable a la propuesta» de los socialistas. «No se le ha ofrecido encabezar una lista. Ha habido una charla informal, donde se ha comentado que sería una buena candidata nuestra. Nada más. Ofrecimiento formal, en absoluto», ha aseverado el secretario general del PSOE-M.

Franco afirmó que su formación tiene las «puertas abiertas» a las «fuerzas progresistas»

Por su parte, fuentes de la Alcaldía aseguran que, si bien ha recibido propuestas de la formación de izquierdas, ésta habría tenido «un no por respuesta» ya que la regidora «jamás» se presentaría bajo las siglas socialistas. La oferta del PSOE a Carmena, según las mismas fuentes, se hizo en el contexto de pactar una candidatura única de todas las fuerzas de la izquierda, «una hipótesis que, a no ser que el PSOE haya rectificado, ya no está vigente».

Desde el entorno de la alcaldesa recuerdan además que ella ni siquiera ha aclarado si tiene intención de presentarse de nuevo a las elecciones. Y en caso de hacerlo, añaden, «desde luego que no se presentaría con el PSOE». «Otra cosa es que pudiera liderar una candidatura de izquierdas», puntualizan desde ese ámbito respecto a «una hipótesis de trabajo que nunca cuajó».

La primera teniente de alcalde, Marta Higueras, ha restado importancia a la información y asegura que se trató de una conversación informal en la que fue más «un halago que una proposición», por lo que no hubo ocasión ni de rechazar ni de aceptar nada, pero ha avanzado que, en todo caso, «no se presentará en ninguna lista que no sea la que le ha llevado hasta aquí»:

El pasado mes de enero y a raíz de otra información de este mismo diario, Franco afirmó que su formación tiene las «puertas abiertas» a las «fuerzas progresistas» que se quieran sumar a su proyecto, ya que el objetivo del PSOE es «gobernar y mejorar la ciudad de Madrid».

El País destacaba entonces que el PSOE estaría buscando unir en una plataforma a las distintas formaciones de izquierdas para su candidatura al Ayuntamiento de la capital en las próximas elecciones municipales de 2019.

El líder de los socialistas madrileños no aclaraba entonces si estaría dispuesto a promover dicha plataforma como una lista única con miembros afines a Podemos o de Izquierda Unida, todos integrantes a título personal y sin necesidad de renunciar a las siglas de los partidos. «Tenemos vocación de gobierno, de mejorar la ciudad de Madrid, y si eso pasa, esto lo quiero dejar claro, será dentro siempre del proyecto socialista», especificó.

Respecto a la posibilidad de que esta ‘alianza’ de izquierdas fuera real, Franco aseguró que ahora mismo «el PP en la ciudad de Madrid está en la oposición» y a pesar de que su propuesta es «una hipótesis de trabajo difícil, no la hay que descartar».