Política

Susana Díaz ya trabaja en las enmiendas a los presupuestos del PP que el PSOE rechaza

logo
Susana Díaz ya trabaja en las enmiendas a los presupuestos del PP que el PSOE rechaza
Susana Díaz y Pedro Sánchez se saludan en una caseta del ferial de Sevilla.

Susana Díaz y Pedro Sánchez se saludan en una caseta del real de Sevilla. EFE

Resumen:

La conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla; la comunicación con el corredor mediterráneo; inversiones para Almería; infraestructuras para Huelva y la conexión de Granada por ferrocarril. Son muchas las reivindicaciones de la Junta de Andalucía a los Presupuestos Generales del Estado cuyo debate de totalidad se celebrará esta semana en el Congreso. El PSOE ha presentado unos presupuestos alternativos al proyecto del Gobierno para defender un modelo económico radicalmente diferente al del PP. Mientras los socialistas abanderan unas cuentas con 8.000 millones más para gasto, la comunidad andaluza trabaja ya en las enmiendas a los PGE, dando así por hecha su aprobación.

Así lo ha admitido este lunes la presidenta andaluza, Susana Díaz, en una entrevista en RNE, tras su reunión con Mariano Rajoy en la Moncloa el miércoles pasado. En ese encuentro, la dirigente socialista acordó con el presidente del Gobierno una reunión entre el Ministerio de Fomento y la Consejería andaluza del ramo para aumentar la dotación presupuestaria de esas inversiones. De alcanzar un acuerdo al respecto, esos cambios se tramitarían como enmiendas a los PGE que se podrían acordar entre el PP y el PSOE. «La posición del PSOE de España la marca la dirección federal. Y la posición del Gobierno de Andalucía es evidente que la marca el Gobierno y su presidenta. Y yo sé perfectamente distinguir la labor institucional de la militancia y del PSOE», explicó Díaz tras la rueda de prensa.

De esta manera, y por la vía de los hechos, el PSOE se pliega a una negociación presupuestaria con el PP antes de que su portavoz económico, Pedro Saura, suba a la tribuna del Congreso para defender el modelo socialista de presupuestos. «En el diálogo nadie me va a agotar. Que se tome nota y se modifique», ha asegurado Díaz, que reclama un aumento de las partidas efectivas en Andalucía para que la comunidad deje de recibir 42 euros por habitante menos que la media del resto de España.

El grupo socialista ha presentado una alternativa presupuestaria frente a unas cuentas del PP que pretenden “consolidar un Estado social mínimo”, un estado del bienestar “low cost’”, en palabras de Pedro Sánchez, que ha rechazado con contundencia los PGE elaborados por el Gobierno.

A la espera del desenlace de la crisis catalana y de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para que el PNV pueda votar a favor de unos presupuestos muy generosos con Euskadi, el Ejecutivo de Rajoy mantiene un ‘plan b’ en el caso de que las cuentas no puedan ser aprobadas. Como anunció Montoro en febrero, si el Congreso devuelve los PGE al Gobierno, éste no dejará de intentar aplicar sus principales medidas. Lo haría a través de la aprobación de reales decretos que tendrían que ser refrendados por la Cámara. Y en esa negociación también participaría el PSOE.

Tras el duro castigo recibido en las primarias del PSOE por Susana Díaz tras facilitar la investidura de Rajoy a través de la abstención del PSOE, la presidenta no llega a explicitar públicamente su deseo de negociación con el Gobierno para sacar adelante las reinvidicaciones de su comunidad. Por el contrario, Pedro Sánchez, adalid del ‘no es no’, ha iniciado una senda de colaboración con el Gobierno par ala aplicación del artículo 155 en Cataluña que Ferraz pretende extender a otros grandes pactos de estado como la financiación autonómica o la gestión del agua.

Comentar ()