Ada Colau ha transmitido este jueves al presidente del Parlament, Roger Torrent, la urgencia de formar Govern para recuperar las instituciones, y ha precisado que las formaciones independentistas tienen la «obligación» y la «responsabilidad» de que haya una presidencia «efectiva». La alcaldesa de Barcelona se ha convertido en la primera representante política en sumarse a su Frente Democrático por las Libertades, ideado de hecho junto a Xavier Domènech tras el encarcelamiento de los ex consellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Dolors Bassa y la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell.

En declaraciones a los medios una vez finalizada la reunión, que ha durado aproximadamente 45 minutos, Colau ha explicado que durante el encuentro ha trasladado a Torrent la necesidad de formar «ya» un gobierno en Cataluña, que ponga fin a la aplicación de las medidas del 155 y permita recuperar la «normalidad» de las instituciones catalanas.

Además, Colau ha argumentado que la falta de Govern no solo está alargando la duración del 155 y la «intervención» de la Generalitat, sino que también afecta a diferentes cuestiones como la economía, la seguridad o la situación de emergencia, en las que los ayuntamientos se encuentran ahora en «primera línea de la trinchera». «Necesitamos una Generalitat funcionando al máximo rendimiento y no de mínimos», ha señalado.

En este contexto, ha afirmado que las formaciones independentistas, que disponen de la «mayoría parlamentaria» suficiente, tienen la «responsabilidad» y la «obligación» de que haya una presidencia de la Generalitat «efectiva y presencial» y de que se configure un Govern «cuanto antes».

Torrent se había reunido hasta ahora con sindicatos, universidades y entidades independentistas como ANC y Òmnium para tejer este frente, del que surgió la convocatoria de la manifestación del 15 de abril, en la que participaron UGT y CC.OO. No han sido convocados, sin embargo, los partidos constitucionalistas, pese a que después el PSC ha recibido duras críticas especialmente de ERC y los comunes por no sumarse a la citada manifestación.