El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha archivado la causa que seguía contra tres policías municipales de Madrid por posibles delitos de odio e injurias por los insultos vertidos en un chat de agentes contra la alcaldesa Manuela Carmena y comentarios racistas.

Según el auto, al que ha tenido acceso a EFE, no hay indicios racionales de esos delitos y se acuerda el sobreseimiento provisional y consiguiente archivo.

En el chat se llamaba a la alcaldesa madrileña «vejestorio despreciable» y se decía que «lo que es terrible es que ella no estuviera en el despacho de Atocha cuando mataron a sus compañeros», entre otros mensajes en los que, según la denuncia de un agente, también se alababa a Hitler y el nazismo y se vejaba a los inmigrantes.