El ministro de Exteriores de Suiza, Ignazio Cassis, ha considerado «fantasioso» plantear siquiera la posible concesión del asilo a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y a la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, ya que en su opinión «no se dan las condiciones» para que reciban esta protección.

Cassis, que recibió el lunes en Berna a su homólogo español, Alfonso Dastis, ha afirmado en una entrevista al periódico Le Temps que, de cara a una hipotética solicitud de asilo de Rovira o Gabriel, «no se puede entrar en materia, sería fantasioso».

Sería necesario que el país de procedencia no fuese un Estado de Derecho y que su vida corriese peligro. Evidentemente, no es el caso de España’

«No se dan las condiciones. Sería necesario que el país de procedencia no fuese un Estado de Derecho y que la vida de los solicitantes de asilo corra peligro. Evidentemente, no es el caso de España», ha zanjado el jefe de la diplomacia suiza al ser interrogado por la posibilidad de proteger a las dos políticas independentistas.

‘En el marco de la Constitución’

El lunes, junto a Dastis, Cassis ya señaló que Suiza «reconoce a España como país soberano y democrático» y que España «debe gestionar sus problemas internos en el marco de la Constitución del país». «No tenemos nada que enseñarles», declaró ante los medios.

Rovira está procesada en España por rebelión por su papel en el ilegal proceso independentista catalán y huyó en marzo a Ginebra, mientras que Gabriel enfrenta cargos de desobediencia y escapó a la misma ciudad un mes antes. Contra la dirigente de ERC pesa una orden internacional de detención, en tanto que contra Gabriel se ha dictado una orden nacional dado que sus presuntos delitos no revisten penas de prisión.

Ambas han dicho en declaraciones a medios suizos que confían en obtener la protección de Suiza porque los delitos que se les imputan son de naturaleza política.