Los líderes de la trama Gürtel, Francisco Correa y Pablo Crespo, han firmado desde la prisión de Valdemoro (Madrid), donde se encuentran cumpliendo condena por la pieza de Fitur, un pacto de caballeros donde el conocido como ‘Don Vito’ presta parte de los fondos que han sido repatriados de Suiza al ex secretario general del Partido Popular gallego para que pueda hacer frente a la responsabilidad civil derivada de una hipotética condena en el juicio por la presunta financiación irregular de dicho partido en Valencia.

En el citado contrato, al que ha tenido acceso El Independiente, Correa explica que el pasado 30 de noviembre pidió en una carta al banco Credit Suisse de Ginebra que enviara por transferencia bancaria 2.060.748 euros de fondos depositados en las cuentas de la mercantil Golden Chain Properties a la Audiencia Nacional  para cubrir su responsabilidad civil en el juicio por la Caja B de los populares valencianos.

Pues bien, en el documento firmado por los líderes de Gürtel en la prisión de Valdemoro, el cabecilla sostiene que “hace extensivos a Pablo Crespo Sabaris los efectos de la orden de transferencia descrita y de la satisfacción de la responsabilidad civil que comporta” a su ex socio de tal forma que dicho traspaso de fondos debe “entenderse realizado también por parte y por cuenta de Pablo Crespo”.

De la misma forma, ambas presos explican que “como consecuencia directa de lo anteriormente pactado” el número dos de dicha trama de corrupción “reconoce adeudar a Francisco Correa Sánchez el importe por el que, en su caso, proporcionalmente resultase condenado por la sentencia por la pieza separada 1/2/6, en concepto de responsabilidad civil, en el mencionado procedimiento, de tal forma que con los fondos procedentes de las cuentas de Correa en Suiza se cubra también la parte proporcional en la que pudiera resultar condenado Pablo Crespo”.Contrato Correa - Crespo

Además, los cabecillas de esta red corrupta acuerdan que el ex secretario de los populares gallegos zanjará la deuda con ‘Don Vito’ “una vez que venga a mejor fortuna”. Igualmente, en el contrato se establece que “serán de cuenta y cargo del deudor todas las costas y gastos judiciales y extrajudiciales que se causaren para hacer efectivo el crédito”.

Se da la circunstancia de que durante la celebración de la pieza el país helvético informó a la Audiencia Nacional, en concreto al magistrado José María Vázquez Honrrubia, la consignación en la cuenta de su juzgado de los más de dos millones que francisco Correa pidió repatriar a España.

El haber entregado esos fondos a la Justicia española ha hecho que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado al término de la citada vista oral unas penas para el líder de Gürtel muy inferiores a las previstas en un primer momento: de 22 a 7 años y 3 meses de prisión. El Ministerio Público ha considerado el atenuante de reparación del daño después de que Correa reconociera por escrito los hechos delictivos de los que se les acusó y que ayudara a cubrir su hipotética responsabilidad civil.

Ahora, es el juez Vázquez Horrunbia el que deberá dar validez a dicho pacto o, por el contrario, señalar que no tiene efecto alguno en su sentencia.