«Es evidente que alguien está cometiendo una ilegalidad de forma fragrante, el pueblo catalán lo tiene que saber», ha clamado el portavoz de JxCat, Eduard Pujol, tras la reunión del grupo parlamentario en la que se ha dado lectura al comunicado en el que el nuevo presidente, Quim Torra, ha anunciado la voluntad de emprender acciones legales contra el Gobierno por no publicar los nombramientos en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC).

JxCat no está dispuesta a bajar los brazos en el nuevo pulso con el Gobierno por el nombramiento de dos consellers en prisión preventiva, Jordi Turull y Josep Rull, y otros dos fugados, Toni Comin y Lluís Puig. Pujol se ha negado a poner plazos o a plantear una modificación del ejecutivo anunciado. El objetivo es incidir en la «ilegalidad» cometida por el Gobierno al bloquear el nombramiento de consejeros en el DOGC.

Si hubiéramos hecho el Govern efectivo y dócil que algunos pretendían hoy estaríamos en el mismo punto de bloqueo pero habríamos limpiado la cara a la democracia» española

«Si hubiéramos hecho el Govern efectivo y dócil que algunos pretendían en enero hoy estaríamos en el mismo punto de bloqueo pero habríamos limpiado la cara a la democracia que en enero no nos habría parecido tan poco democrática» ha argumentado Pujol para defender la propuesta de consejeros imputados tras meses proponiendo para la presidencia imputados por el proceso independentista.

Pujol ha defendido que el nombramiento del Govern es potestad exclusiva del presidente de la Generalitat y ha reivindicado el derecho a «defender los derechos políticos» de los ex consejeros en prisión. «Nuestro trabajo no es gustar a los funcionarios del estado. Nuestra obligación es gustar y representar a los ciudadanos de Cataluña».

Por ello, ha abogado por «no volver a las prisas» y ha añadido: «señalemos a los que cometen una ilegalidad. Alguien desde Moncloa ha decidido q por el articulo 155 ha decidido que no respeta la decisión» del president Torra de nombrar a sus consejeros.

«Los que tenían prisa porque tuviéramos gobierno lo querían para seguir con su actividad represora implacable, quieren arrasar la Cataluña política, quieren arrasar el catalanismo republicano» ha asegurado Pujol.

En este contexto, el portavoz neocovergente se ha negado ha debatir la eficacia de unos consejeros imposibilitados para estar en Cataluña y atender desde la Generalitat a sus obligaciones. «Un gobierno que no defiende los derechos de todos no podrá resolver los problemas de sus ciudadanos, lo primero es la defensa de los derechos básicos» ha argumentado para rebatir las críticas de la oposición.

Cs ve en Torra al «anti presidente»

Una oposición cuyo primer partido, Cs, ha denunciado que la única pretensión de Torra es mantener el clima de tensión con el Gobierno. «Torra es el anti president» ha asegurado su portavoz, Fernando de Páramo.

«Torra no quiere un gobierno, quiere un comité por la independencia» ha añadido el portavoz naranja, «lo dejó claro en su discurso de investidura. Esta cumpliendo lo que dijo, trabajar por la independencia y no cumplir con la democracia y las leyes».