El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido hoy un dictamen a la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat para que encuentre una vía que permita formar ya Govern y ha encargado que se estudien «medidas legales» contra el Gobierno central ante el actual «bloqueo institucional»

Torra preveía celebrar hoy el acto de toma de posesión de sus consellers -incluidos los «restituidos» Jordi Turull y Josep Rull, en prisión, y Antoni Comín y Lluís Puig, huidos a Bélgica-, pero el Gobierno aún no ha publicado el decreto de nombramientos en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC).

El nuevo presidente catalán persiste así en la pretensión de nombrar a los consejeros cesados en aplicación del 155 por su participación en la declaración de independencia, en contra del criterio tanto de la oposición como de sus propios socios de Esquerra. Joan Tardà, portavoz republicano en el Congreso, ha advertido hoy que «las instituciones deben estar por encima de las personas» para reclamar la formación de un gobierno efectivo.

La petición de informe jurídico mantiene bloqueada la designación del gobierno catalán, y por tanto mantiene vigente la aplicación del 155.

En un comunicado, la Generalitat ha explicado que, «ante el bloqueo del Gobierno español a la formación del Govern», que «puede impedir la toma de posesión de los consellers», Torra ha pedido esta mañana un dictamen a la Comisión Jurídica Asesora, órgano encargado de velar por la legalidad de la actuación de la administración catalana, para «encontrar la vía de publicación del decreto de nombramientos en el DOGC».

Tras tomar esta decisión Torra ha abandonado el Palau de la Generalitat para dirigirse al Parlament, donde en estos momentos participa en una reunión del Grupo de JxCat, en la que también interviene vía videoconferencia el ex presidente Carles Puigdemont.

Decisión política del Gobierno

Alejandro Fernández, portavoz del PP en el Parlament, ha defendido por su parte la «decisión política» del Gobierno de «mantener el 155» y ha agradecido a PSOE y C’s el apoyo a esta decisión. «Un consejero de la Generalitat tiene que estar con presencia física, no puede desarrollar su trabajo desde la prisión o el extranjero, no aceptaremos el desprestigio de la figura del conseller o el Parlament» ha advertido.

Fernández ha señalado además que la pretensión de Torra implicaría una vulneración de los derechos de los diputados. «No se puede controlar al Govern con personas que no pueden venir al Parlament a dar cuentas de su acción de gobierno».

El PSC recuerda que el Consejo de Garantías ya advirtió contra los consellers ausentes

El diputado del PSC Ferran Pedret ha lamentado que Torra no utilizara el recurso a la Comisión Jurídico Asesora para evaluar la legalidad de nombrar como consellers a políticos encarcelados o huidos de la justicia, que por tanto no podrán ejercer sus competencias.

«Siempre va bien contar con asesoramiento jurídico, hubiera estado bien que se hubiera pedido para nombrar a personas que no pueden ejercer sus competencias, porque es conocido el  dictamen de Consejo de Garantias Estatutarias, que fue muy claro» en contra de miembros del Govern ausentes, «y no se ha atendido a su asesoramiento jurídico».