Política

Feijóo, Cospedal y Soraya miden sus apoyos para una carrera que deben desvelar en poco más de una semana

Existe el convencimiento de que "nadie se va a querer lanzar a una candidatura sin visos de triunfar"

logo
Feijóo, Cospedal y Soraya miden sus apoyos para una carrera que deben desvelar en poco más de una semana
Alberto Núñez Feijóo en un acto en Orense este miércoles

Alberto Núñez Feijóo en un acto en Orense este miércoles EFE

Resumen:

En este sprint en que Mariano Rajoy  ha convertido el congreso extraordinario, una vez se reúna la Junta Directiva Nacional el próximo lunes tendrán una semana para oficializar su candidatura.

Si hay más de un precandidato se abre una campaña electoral interna de 21 días como máximo, que dada la prontitud del calendario, quedará reducida a la mitad, momento en el cual se los afiliados del partido que se inscriban votan a su candidato.

Las fechas más probables de celebración del congreso son el 21 y 22 de julio o el 28 y 29.

 

 

En poco más de una semana Alberto Núñez Feijóo, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría deberán descubrir sus cartas. Aclarar si aspiran a la presidencia del Partido Popular. Los plazos apuran. En este sprint en que Mariano Rajoy ha convertido el congreso extraordinario, una vez se reúna la Junta Directiva Nacional el próximo lunes tendrán una semana para oficializar su candidatura, para presentar ante el comité organizador los cien avales que les convertirá en precandidatos.

Si hay más de uno, el artículo 35 de los estatutos del PP establece la apertura de una campaña electoral interna de 21 días como máximo, que dada la prontitud del calendario, puede quedar reducida también a la mitad, momento en el cual se los afiliados del partido que se inscriban votan a su candidato.

En definitiva, una carrera contrareloj en la que los dirigentes territoriales y nacionales hacen votos por que solo llegue al congreso un único aspirante, temerosos de guerras internas en un partido que no está acostumbrado a la confrontación de puertas adentro. Será la primera vez que se ponga en práctica, a nivel nacional, el sistema de voto que se aprobó en el XVIII congreso del PP, que se celebró hace poco más de un año. Es un sistema a doble vuelta, porque tras el test de los afiliados, los dos precandidatos que obtengan el mayor número de los votos válidos emitidos por éstos deberán superar también el aprobado de los compromisarios del partido.

Al ser un congreso extraordinario no habrá ponencias políticas ni orgánicas

Si alguno de los precandidatos obtuviese más del 50 por ciento del total de los votos válidos emitidos por los afiliados, hubiese logrado una diferencia igual o
superior a 15 puntos sobre el resto de sus adversarios, además del más votado en la mitad de las circunscripciones, será proclamado ante el cónclave como candidato único al liderazgo del partido. Las fechas más probables de celebración del congreso son el 21 y 22 de julio o el 28 y 29. Entraría también en plazo los días 14 y 15, aunque ese fin de semana se juega la final del Mundial de Fútbol y quedaría un poco marciano que los populares anduvieran en sus cuestiones internas, sobre todo si tenemos en cuenta que es plausible que la selección española llegara a esa final.

Sin embargo, en muy buena medida, la fecha vendrá determinada por la disponibilidad de un espacio en Madrid donde organizar el evento con tan poco margen. En día y medio se solventará el trámite congresual puesto que, al tener carácter extraordinario, no se debaten ponencias políticas ni orgánicas.

La consulta a las bases, para la que los afiliados se tienen que inscribir, abre muchas incógnitas en la dirección nacional del PP. Es la primera vez que el líder no marca un sucesor y eso tiene desconcertados a no pocos. La experiencia en partidos como el PSOE confirma que hay un elemento de imprevisibilidad cuando se da la voz a la militancia, arguyen. El que tiene más apoyos en las estructuras del partido “es Alberto”, afirma un dirigente territorial respecto a Núñez Feijóo. Pero si éste quiere ganar la consulta a los militantes “tiene que bajar al barro”, sondear las estructuras locales y provinciales, apunta un dirigente de Génova. Los tres en liza “están midiendo y valorando”, pero “nadie se va a mover hasta el lunes”, día en que se reúne la Junta Directiva que convocará el congreso.

Nadie se va a querer lanzar a una candidatura sin visos de triunfar”, aseguran fuentes del PP

Existe el convencimiento de que “nadie se va a querer lanzar a una candidatura sin visos de triunfar”. De hecho, que Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Csopedal desistirán en caso de que sea incontestable el apoyo al gallego. La secretaria general del PP, afirman distintas fuentes consultadas por este medio, “sólo se moverá si ve que Soraya tiene posibilidades”, aunque destacan de ella que “si alguien se ha partido la cara por el partido ha sido Cospedal”. Es cierto que en su maratón mediático de este miércoles por la mañana, no se ha autodescartado, mientras que Santamaría se mantiene silente.

Nadie ve una “cuarta vía” aunque de tanto en tanto haya surgido el nombre de Ana Pastor. Pero es presidenta del Congreso de los Diputados y no hay ganas de poner en jaque el tercer cargo institucional del país una vez han quedado desalojados del poder.