El nuevo gobierno catalán de Quim Torra ha fijado sus prioridades en la primera reunión de su Consell Executiu: defensa de las leyes sociales que Pedro Sánchez se mostró partidario de revisar, mantener la confrontación judicial con el anterior Gobierno del PP, y salvar a TV3.

El Consell Executiu dedicado básicamente a oficializar al nueva estructura del Govern ha acordado dos operaciones financieras destacadas por su nueva portavoz, Elsa Artadi: destinar a la Corporación Catalana de Medios (CCMA) 20,4 millones de euros del Departamento de Presidencia, que dirige la propia Artadi para hacer frente a los efectos de las modificaciones en el IVA impulsadas por Cristóbal Montoro.

«Queremos evitar que la programación de otoño se vea perjudicada y se pare la contratación externa de la corporación» ha explicado Artadi, que se ha declarado «comprometida desde primer dia con medios públicos de calidad».

El Govern ha acordado además, a propuesta de Economía, destinar 42,8 millones de euros al Departamento de Trabajo para la financiación de prestaciones y personal destinados a la renta mínima garantizada que puso en marcha el anterior ejecutivo, y que ha mostrado serias disfunciones en los primeros meses de aplicación denunciadas por toda la oposición.

El ejecutivo de Torra intenta desmentir así la imagen de neoliberal que le atribuyen tanto la CUP como CatEC, los dos grupos con los que aspira a contar como socios parlamentarios.

Querellas contra Rajoy

Artadi ha anunciado además que todos los consejeros incluidos en el primer decreto de nombramientos de Quim Torra, bloqueado por el Gobierno, presentarán querellas individualmente contra Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría por impedir la publicación en el DOGC del decreto. Querellas que se sumarán a la presentada por Torra.

En la misma línea se inscribe la creación, en este primer gobierno, del Comisionado del 155, dentro del departamento de Presidencia, y el acuerdo para que la Generalitat se persone en el recurso presentado por Podemos contra la aplicación del 155.

A los recién recuperados servicios jurídicos de la Generalitat se les acumulará el trabajo, puesto que Artadi ha anunciado además que se personarán con alegaciones ante el Tribunal Constitucional en los recursos presentados por el anterior Gobierno contra 12 leyes sociales.

Textos entre los que Artadi ha destacado las de «cambio climático, presidencia y el Govern, de vivienda, la Agencia Catalana de Protección Social, la de sanidad universal, o los impuestos a los pisos vacíos y a las nucleares leyes».

No se encuentran entre ellas las llamadas «leyes de ruptura» -la Ley del referéndum y la de transitoriedad nacional- ha explicado Artadi, porque estas leyes ya han sido anuladas por el Tribunal Constitucional. Pero no ha descartado intentar recuperarlas más adelante.

Grande-Marlaska es el ministro que más «inquieta» al Govern de la Generalitat

La portavoz del Govern ha apremiado al nuevo presidente Sánchez a fijar fecha para la entrevista solicitada por Quim Torra. «Es el problema más importante que tiene sobre la mesa el Gobierno de España» ha advertido.

Artadi no ha querido valorar los perfiles de los nuevos ministros, aunque ha señalado que «hay nombramientos inquietantes, como el de Interior». Un ministro al que ya ha reclamado explicaciones por la publicación de un vídeo de los ex consejeros en prisión Oriol Junqueras, Quim Forn y Raül Romeva.

«Veremos si se tienen que hacer perdonar el apoyo de los independentistas» a la moción de censura «y por eso se suman a la represión contra el pueblo catalán, o abren una nueva etapa» ha señalado Artadi, quien ha dejado claro en todo caso que «los votos eran en contra de Rajoy, no porque nos guste Sánchez».

«La pelota está en su tejado. Veremos como reaccionan a partir de ahora» ha concluido Artadi, quien no ha querido hablar de acercamiento de los políticos presos porque «sería reconocer que es justo que estén en prisión, lo que queremos es su libertad».