El primer Consejo de Ministros de Pedro Sánchez no ha tomado este viernes más acuerdo que dar la orden a los bancos para que liberen las líneas de crédito a Cataluña al objeto de que la Generalitat pueda hacer frente a sus pagos “sin supervisión” del Gobierno central. Con cierta confusión sobre el alcance de la medida, la nueva portavoz del Gobierno Isabel Celaá ha explicado que “se levanta la supervisión como gesto de normalidad política y con la confianza d que funcionará”.

Ante el interrogante sobre cómo podrá evitarse que se destinen partidas económicas al procés, tal y como están apuntando informes de la UCO, ha afirmado un tanto críptica mente que un presidente “tiene fórmulas para saber qué ocurre en su territorio”.

La portavoz asegura que el derecho de autodeterminación de Cataluña queda ‘absolutamente fuera’ de cualquier diálogo con Torra

Horas después, el Ministerio de Hacienda ha aclarado lo que se ha hecho es levantar los controles previos sobre  los pagos de la Generalitat de Cataluña vinculados al artículo 155. De este modo, se elimina la supervisión que tenía Hacienda a través de las entidades financieras sobre todas las órdenes de pago de la Generalitat.

Este mecanismo era uno de los resortes que era preciso desactivar tras el levantamiento automático del artículo 155. No obstante, la Generalitat de Cataluña continúa sujeta a los mecanismos de control sobre el gasto al que están sometidas las comunidades autónomas adheridas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Es decir, se mantienen los controles a posteriori para asegurar el cumplimiento de las reglas fiscales, tal como marca la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Desde la toma de posesión del nuevo Gobierno de Cataluña, el Ministerio de Hacienda ha ido desactivando progresivamente los mecanismos que hicieron operativo en el ámbito financiero la aplicación del artículo 155. El último de estos procedimientos consistía en la comunicación a las entidades financieras, previo informe de la Abogacía del Estado, de la eliminación del control ex ante sobre los pagos ordenados por la Generalitat de Cataluña. Es decir, la eliminación del visto bueno previo a la formalización del pago que estaba realizando el Ministerio de Hacienda desde la aplicación de este artículo de la Constitución. “Ello conlleva que se restablece la normalidad en los pagos de la Generalitat de Cataluña”, insiste Hacienda.

Cataluña, en el centro de atención

Cataluña ha centrado esta primera comparecencia dominada por la idea repetida de “normalidad institucional”, que se va a alcanzar “con la Constitución en una mano y el diálogo en la otra”. La idea de Sánchez es abrir una ronda de reuniones bilaterales con todos los presidentes autonómicos, pero no ha adelantado en qué orden se reunirá con el catalán, Quim Torra, ni qué propuesta llevará para alcanzar esa “normalidad”. “A partir de este fin de semana, iniciará conversaciones para fijar agenda con todos los presidentes autonómicos”, se ha limitado a contestar.

Será Sánchez el que lleve las riendas del diálogo con Cataluña, aunque la ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, ofrecerá la semana que viene una rueda de prensa para informar de los siguientes pasos del Gobieno respecto al independentismo catalán. En todo caso queda “absolutamente fuera de toda discusión” plantear el derecho de autodeterminación, como ha exigido el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Y sobre los políticos catalanes que permanecen en prisión preventiva, la portavoz simplemente ha dicho que “su situación depende del juez instructor” y no del Gobierno.

Nombramientos

Celaá ha confirmado los nombramientos de Iván Redondo como director del Gabinete de Pedro Sánchez, y de Miguel Ángel Oliver como secretario de Estado de Comunicación. Ha destacado también los nombraminetos de Félix Bolaños como secretario general de Presidencia; de José Antonio Montilla como secretario de Estado de Relaciones con las Cortes; de Soledad Murillo de la Vega como secretaria de Igualdad; y de María José Gualda como secretaria de Estado de Presupuestos.

La portavoz del Gobierno ha destacado la “serenidad” con la que se ha puesto en marcha “un Gobierno en acción” que ya ha “incorporado trabajo en la agenda”. “No hemos venido al Gobierno a aprender”, ha subrayado la portavoz. Celaá ha reivindicado la composición mayoritariamente femenina del “consejo de ministras y ministros”, como se ha referido al Ejecutivo: “Vamos a ejercer la igualdad desde cada uno de nuestros ámbitos de competencias”

El equipo de Sánchez se ha reunido por primera vez en Moncloa, tras hacerse oficial sus nombramientos durante la semana. Los 17 ministros se han sentado a la mesa tras recibir una carta del presidente del Gobierno en la que les pide “consenso” y actuar bajo un prisma “europeísta” en línea con las directrices marcadas desde Bruselas: “Queremos un nuevo ambiente en España”, ha dicho la portavoz.

Los miembros del consejo de ministros han posado en las escalinatas del Palacio para la segunda foto oficial de su mandato, tras una reunión que se ha extendido durante aproximadamente dos horas.