La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha  descartado presentarse al proceso de sucesión de Mariano Rajoy en el Partido Popular. «No me puedo presentar porque presido las cortes generales. Tengo una responsabilidad», ha explicado, aunque ha descartado apoyar explícitamente a alguna de las siete candidaturas.

Pastor ha agradecido a los militantes del PP que le han transmitido su apoyo. «Soy una militante más. El PP va a salir fortalecido de este proceso». Pastor ha reconocido que «fue un disgusto gordo que no se presentara Alberto Núñez Feijóo«. Partidarios del presidente gallego habían reclamado a la presidenta del Congreso que presentara una lista para aglutinar una corriente mayoritaria del PP, tal y como ha adelantado El Independiente.

En declaraciones en el patio del Congreso, Pastor ha explicado que «muchos militantes» tanto de base como con responsabilidades en el PP le han pedido que se presente, pero ha renunciado a hacerlo en lo que ha calificado de decisión «libre», «voluntaria» e «inteligente». «No me puedo presentar a este proceso por responsabilidad porque presido las Cortes Generales, me han elegido los diputados y soy persona que cumple mis compromisos», ha remarcado.

No obstante, ha garantizado que va a seguir siendo una militante de base en el PP que va a defender los «colores» y las ideas de su partido. «Animo a todos los militantes a participar libremente y que salga un partido reforzado porque somos de facto la alternativa de Gobierno», ha afirmado.

A preguntas de los periodistas ha preferido no desvelar quien es su candidato favorito para presidir el PP, aunque sí ha reconocido que para ella fue un «disgusto gordo» la decisión del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de renunciar a presentarse. Tampoco ha querido entrar a comentar las razones de Feijóo para no presentarse: «Son las decisiones que uno toma en la vida».

«Disgusto gordo» con Feijóo y también con la marcha de Mariano Rajoy a quien ya «echa mucho de menos» y desea «lo mejor».