Política

El vicepresidente del Govern avisa: "Volverá a haber un 1-O"

logo
El vicepresidente del Govern avisa: "Volverá a haber un 1-O"
Pere Aragonès, en el Consell Nacional de ERC.

Pere Aragonès, en el Consell Nacional de ERC. EFE

Resumen:

El vicepresidente del Govern de Cataluña y adjunto a la Presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha avisado este viernes de que "volverá a haber un 1-O" y ha llamado a ampliar la base social del independentismo para asegurar la victoria cuando se produzca. Aragonés, al tiempo que reta al Estado, profundiza así en el discurso de ampliar la base, que ERC ha utilizado en los últimos tiempos para confrontar la unilateralidad y reconocer la minoría en la que se encuentra actualmente el independentismo en Cataluña.

El vicepresidente del Govern de Cataluña y adjunto a la Presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha avisado este viernes de que «volverá a haber un 1-O» y ha llamado a ampliar la base social del independentismo para asegurar la victoria cuando se produzca.

«Volverá a haber un 1 de octubre, habrá más 1 de octubre en nuestro país y la labor que hemos de hacer ahora es garantizar que el próximo 1 de octubre acabaremos ganando la republica», ha dicho Aragonès en su intervención en el Consell Nacional de ERC.

El dirigente republicano ha precisado que «para conseguir la república se han de hacer republicanos» a través de un proyecto transversal dirigido a todos los catalanes. Aragonés, al tiempo que reta al Estado, profundiza así en el discurso de ampliar la base, que ERC ha utilizado en los últimos tiempos para confrontar la unilateralidad y reconocer la minoría en la que se encuentra actualmente el independentismo en Cataluña, incapaz de escalar por encima del 50% en sus momentos de máximo apogeo.

Aragonès fue, durante la pasada legislatura, uno de los hombres fuertes de Oriol Junqueras en el departamento económico del Govern, y su nombre aparece de manera frecuente en las investigaciones de la Guardia Civil sobre la logística, organización y financiación del referéndum y de la pretendida República que se quería desarrollar posteriormente.

En muchas de esas conversaciones, Aragonès aparece junto a sus interlocutores reconociendo que no se ha hecho lo necesario para asegurar la instauración efectiva de la independencia, y maniobrando para repartir las posteriores culpas entre ERC y el PDeCat.

Comentar ()