Felipe VI ha reivindicado hoy su compromiso con «la Cataluña de todos» en la entrega de los Premios Impulsa que otorga la Fundación Princesa de Girona. Lo ha hecho ante un auditorio en el que no había ni un representante de la Generalitat ni de las instituciones locales, en Vilablareix, tras la negativa del Ayuntamiento de Girona a acoger el acto y con concentraciones a favor y en contra de su presencia tras el cordón de seguridad policial que ha rodeado la ceremonia.

El monarca ha expresado su identificación con la Cataluña que fue clave en el pacto de la transición. «Un tierra», ha señalado «desde la que tanto es contribuyó al acuerdo de convivencia que culminó en la Constitución y ha permitido un progreso de España como nunca antes en la historia».

El Rey destaca la contribución catalana «al acuerdo de convivencia que culminó en la Constitución y ha permitido el progreso de España»

«En 2009 afirmé que la fundación que nacía en Girona era un proyecto para la juventud cuyo espíritu correspondía a la imagen que tenemos de esta tierra, integrador y sin exclusiones, que sumaba voluntades y esperanzas» ha añadido el monarca. «Bajo ese espíritu y con esas convicciones la fundación ha ido construyendo su proyecto, construir para los jóvenes es lo que siempre ha hecho» ha defendido, tras los desplantes sufridos en las últimas semanas.

El Rey ha recordado además el compromiso con la cultura y la identidad catalanas expresado en su primera visita a Girona tras ser coronado y ha reivindicado, en catalán, su «compromiso con la Cataluña de todos y para todos, quiero a una lengua, el catalán, que en diálogo y convivencia con el castellano es un elemento sin el que es imposible entender esta tierra». Ha defendido además la «Cataluña comprometida con sus instituciones de autogobierno, orgullosa de la su personalidad, tierra de acogida, respetuosa con la diversidad».

Continuidad para la Fundación

Felipe VI ha reivindicado el trabajo de la Fundación, de la que ha asegurado la continuidad anunciando para la próxima edición, la décima, un nuevo galardón internacional para amplificar su proyección. «Podemos estar orgullosos de lo que hemos construido» ha asegurado al inicio de su discurso, reconociendo que «no ha sido tarea fácil». «Pero nuestro compromiso con el espíritu con el que se creó la Fundación nos ha mantenido unidos ante los retos que hemos tenido que afrontar» ha añadido el Monarca, asegurando que «seguirá creciendo como altavoz de los jóvenes».

No ha citado esos retos, ni la oposición, en el último año, de las instituciones catalanas. Pero ha empezado su discurso agradeciendo la hospitalidad de la familia Roca, que ha acogido en su restaurante la celebración de la ceremonia de entrega de los premios tras la negativa del Ayuntamiento de Girona ha ceder un espacio para el encuentro de la Fundación.

Los Reyes han llegado a las 18.30 al Mas Marroch, donde han sido recibidos por la Delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y los responsables de la Fundación. Cunillera ha sido, junto al ministro de Ciencia, Pedro Duque, -en calidad de ministro de jornada- l0s únicos representantes institucionales en un acto boicoteado tanto por la Generalitat como por las instituciones locales.

La ceremonia de entrega de los Premios Impulsa ha llegado precedida por una fuerte polémica política con la Generalitat y los alcaldes de la zona. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunció el pasado viernes la ruptura de relaciones con la Casa Real, escudándose en el discurso del Rey del 3 de octubre. Torra exigió al Monarca que «se disculpe» ante los catalanes, renunció a la vicepresidencia de honor de la Fundación Princesa de Girona y anunció que ningún miembro de la Generalitat asistirá a actos auspiciados por la Corona ni invitará a sus miembros a eventos de la administración catalana.

En las inmediaciones del Centre Mas Marroch que ha acogido la ceremonia se han reproducido las manifestaciones a favor y en contra de la presencia de Felipe VI que ya se vivieron el pasado viernes en Tarragona. Algo más de un centenar de manifestantes convocados por el CDR han quemado imágenes del Rey, mientras

Valentí Fuster, Gasol y Teresa Perales

La ceremonia de entrega ha contado con la participación del cardiólogo Valentí Fuster, el jugador de la NBA Pau Gasol y la nadadora paralímpica Teresa Perales, en un diálogo orquestado por la periodista Pepa Fernández.

Los premiados por la FPdGi son jóvenes menores de 35 años reconocidos como «referentes por su talento creativo» en las categorías Social, Investigación Científica, Artes y Letras, Empresa e Internacional. En la primera categoría el galardón ha recaído en Arántzazu Martínez, María Escudero y Guillermo Mínguez en la segunda, por trabajos en el desarrollo de catalizadores electroquímicos y el diseño de tamices moleculares híbridos respectivamente.

El violoncelista Pablo Fernández y la cantante Soleá Morente comparte ex aequo el Premio en Artes y Letras, José Miguel Bermúdez es el Premio Empresa por su investigación para desarrollar un sistema de propulsión eólica para transporte marítimo y la organización francesa Article1 ha recibido el Premio Internacional.