Política

Pablo Casado se reúne con Cospedal y recupera para su campaña a María San Gil

El candidato del PP apuesta por dar "seguridad y defensa a las víctimas del terrorismo" y de defender medidas como la prisión permanente revisable o la prohibición del enaltecimiento de presos terroristas

logo
Pablo Casado se reúne con Cospedal y recupera para su campaña a María San Gil

Pablo Casado y María San Gil en Madrid. EP

Resumen:

Pablo Casado, el candidato a las primarias del PP que se enfrentará a Soraya Sáenz de Santamaría el próximo 20 y 21 de julio en el Congreso del partido, ya se ha reunido con María Dolores de Cospedal, que quedó fuera de la carrera en la primera fase de votaciones con un 26% de los votos, según han reconocido fuentes de su candidatura a La Sexta. El vicesecretario general del PP estrecha los contactos con otros sectores del partido para plantar cara a Santamaría tras rechazar la oferta de integrarse en sus listas. El dirigente cuenta ya con el apoyo de algunos feudos de Cospedal como el PP de Galicia, donde su presidente Alberto Núñez-Feijóo ha mostrado su apoyo a la candidatura de Casado.

Fuentes próximas a Casado han señalado que el equipo de Cospedal está ya integrado en su candidatura, en una estrategia conjunta en esta segunda fase para intentar ganar el XIX congreso del PP. En la primera vuelta, la exministra de Defensa logró 15.092 votos de afiliados. En concreto, Cospedal se alzó con la victoria el pasado día 5 de julio en Castilla-La Mancha, Galicia, Asturias y Ceuta, pero en territorios como Madrid, Andalucía, Extremadura y Cataluña quedó en segundo puesto. En estos diez días que restan hasta el congreso, la candidatura de Casado batallará por conseguir más compromisarios en esos territorios, contando con la ayuda del equipo de la propia Cospedal.

El dirigente atrae así a los sectores más conservadores del partido frente al pragmatismo de la ex vicepresidenta de Gobierno. En esta línea, Casado ha conseguido también el apoyo de la ex presidenta del PP vasco, María San Gil, que rompió con el PP en 2008, cuando Mariano Rajoy salió elegido en el XVI Congreso popular, por considerar que no representaba al partido. El vicesecretario del PP ha celebrado este martes un acto en Madrid titulado Casados con la Libertad donde han recordado al concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco del que se cumplen este martes 21 años de su secuestro y posterior asesinato. El diputado ha pivotado su intervención sobre la vuelta al partido de los “principios, ideas y valores”.

Acompañado por San Gil y por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, Casado ha apelado al “espíritu de Ermua que no vamos a permitir que se detenga”, y ha querido homenajear a los “héroes” del PP como San Gil, que comía con Gregorio Ordóñez cuando éste fue asesinado. “María presenció cómo mataban a su amigo”, ha asegurado Casado. “Hoy tenemos que fijarnos en referencias como María San Gil”, ha continuado, señalando que “María y toda una generación del PP del País Vasco fueron un ejemplo”. “La quiero por eso, por la llama de libertad que sigue representando”. El dirigente ha llamado a “no olvidar los principios y valores que nos trajeron a la política”.

El candidato ha asegurado que “la libertad tiene que seguir siendo el pilar del partido”, y ha asegurado que “ganamos las elecciones gracias a las ideas y los principios del PP”. Además, el diputado por Ávila se ha comprometido a recuperar “esa España de los balcones” con un “PP reconocible”, además de “cargar de seguridad y defensa a las víctimas del terrorismo” y de defender medidas como la prisión permanente revisable o la prohibición del acercamiento y del enaltecimiento de presos terroristas, a quienes ha calificado de “alimañas”.

“Los principios y valores son nuestra columna vertebral”, ha determinado Casado. “No quiero dejar de hablar de eso en campaña y quiero salir de nuestra endogamia. Quiero hablar de la sociedad española y quiero hablar a esos tres millones y medio de personas que se han ido a otros partidos, y para que vuelvan a su casa necesitamos convencer”, ha determinado Casado. “Hay que tener un partido fuerte, unido, porque en 2019 hay elecciones autonómicas y municipales y nuestros concejales se la vuelven a jugar. Seamos ambiciosos, miremos al futuro, no nos quedemos mirándonos el ombligo y confiemos en que nuestras banderas, en las que siempre hemos confiado, que son las que siempre nos han llevado a tener la confianza de los españoles”.

El vicesecretario ha organizado este acto de campaña unas horas después de haber sufrido un escrache durante otro acto en los Sanfermines de Pamplona. “Me dijeron que no fuera, que me iban a dar una paliza”; ha reseñado el candidato, al tiempo que ha abogado por la defensa libertad frente a los nacionalismos en territorios como en País Vasco, Navarra o Cataluña. “Debemos construir un relato de vencedores y vencidos dónde no haya borrón y cuenta nueva ni amnesia colectiva, que nuestros hijos sepan la verdad de lo que pasó”, ha abundado después del acto en las redes sociales.